SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/cienciaymedicina/destacados/hidroxicloroquina-reducen-carga-viral.html
03 Abril 2020

En paciente con COVID-19:

Hidroxicloroquina y azitromicina reducen carga viral

Estos resultados sugieren un efecto sinérgico de la combinación farmacológica que debiese ser investigada en mayor profundidad sobre todo en casos severos de SARS-CoV-2. 

Se ha reportado que la cloroquina, un antiguo fármaco antimalárico, es eficaz contra el SARS-CoV-2 en condiciones in vitro (Cell Res. 2020 Mar;30(3):269-271) y un ensayo clínico temprano realizado en pacientes chinos con COVID-19, mostró un efecto significativo, tanto en términos de resultados clínicos como de eliminación del virus, al compararse con grupos control (comentario publicado en Biosci Trends. 2020 Mar 16;14(1):72-73).

Por su parte, la hidroxicloroquina (un análogo de la cloroquina) también ha demostrado una actividad antiviral in vitro eficaz contra brotes de coronavirus previos (específicamente para SARS−CoV, pero no el actual SARS-CoV-2) (J Med Chem, 49 (2006), pp. 2845-2849). El perfil de seguridad clínica de la hidroxicloroquina es mejor que su precursor (durante el uso a largo plazo) y permite el uso de una dosis diaria más alta (Ophthalmology (6) (2016 Jun;123), pp. 1386-1394). Además, tiene menos preocupaciones relacionadas con interacciones medicamentosas (DOI: 10.1093/cid/ciaa237).

En este ensayo clínico abierto no aleatorizado, Philippe Gautret y colaboradores de la Universidad de Aix-Marsella (Francia) evaluaron el papel de la hidroxicloroquina en cuanto a la reducción de la carga viral de muestras respiratorias. Para ello, pacientes franceses confirmados con COVID-19 fueron incluidos en un protocolo de un solo brazo desde principios de marzo hasta el 16 del mismo mes, para recibir 600 mg de hidroxicloroquina diariamente, separadas en 3 tomas, durante 10 días. Los autores evaluaron diariamente la carga viral desde hisopados nasofaríngeos en un entorno hospitalario. Según su presentación clínica, los investigadores añadieron azitromicina al tratamiento. Individuos no tratados, de otro centro y los casos que rechazaban el protocolo se incluyeron como controles negativos. Cada día, los sujetos recibían un examen clínico estandarizado y, cuando era posible, se recogía una muestra nasofaríngea. Todos los datos clínicos se reunieron mediante cuestionarios estandarizados. Finalmente, la presencia o ausencia del virus en los pacientes -evaluada por ensayo de placa y qRTPCR- al día 6 tras la inclusión, se consideró el punto final del estudio. 

Figura 1. Porcentaje de pacientes con muestras nasofaríngeas positivas por PCR desde la inclusión hasta el día seis tras la inclusión, en individuos control con COVID-19 versus personas infectadas pero tratadas con: hidroxicloroquina sola (curva azul) y la combinación hidroxicloroquina – azitromicina (curva verde).

De los pacientes evaluados, 26 recibieron hidroxicloroquina y 16 fueron controles. De la totalidad (42) seis eran asintomáticos, 22 tenían síntomas de infección de las vías respiratorias superiores y ocho tenían síntomas de infección de las vías respiratorias inferiores. Los restantes (n=6) se perdieron durante el seguimiento por cese de la terapia con hidroxicloroquina. De los individuos tratados que completaron el estudio (n=20), todos mostraron una reducción significativa de la presencia viral al sexto día, con una duración media mucho menor que la notificada en la literatura para los pacientes no tratados. La azitromicina añadida a la hidroxicloroquina fue significativamente más eficaz para la eliminación del virus (figura 1).

En conclusión, a pesar del pequeño tamaño de la muestra, este estudio muestra que el tratamiento con hidroxicloroquina se asocia significativamente con la disminución/desaparición de la carga viral en pacientes con COVID-19 y su efecto se refuerza con la azitromicina. En cuanto a las limitaciones del estudio se incluyen un n reducido, un seguimiento de resultados a largo plazo limitado y el abandono de seis individuos. Sin embargo, en el contexto actual, los autores consideran que sus resultados deben ser compartidos con la comunidad médica y científica.

Fuente bibliográfica

DOI: 10.1016/j.ijantimicag.2020.105949

Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

V jornada pediátrica en cuidados intensivos y urgencias

28 Octubre 2022

Dirigido a profesionales de unidades críticas y de urgencia: intensivistas, pediatras, urgenciólogos, médicos, kinesiólogos, enfermer...

Destacado Artículos Destacados

Ayuno reduce convulsiones en epilepsia

15 Septiembre 2022

Se demostró el papel crítico de DEPDC5 en la detección de mTORC1 de la retirada de leucina, glutamina y arginina en las neuronas. 

Síntomas depresivos asociados a procesos inflamatorios

09 Septiembre 2022

La IL-6 y la proteína C reactiva muestran resultados anormales en los pacientes con este tipo de patología. 

...

Destacado Progresos Médicos

Mutaciones silenciosas: ni tan neutrales

12 Septiembre 2022

Los genomas tienen diferentes tipos de variaciones genéticas, y se supone que muchas son "silenciosas", es decir, no tienen efecto sobre...

Detectando anomalías cromosómicas en el feto

29 Agosto 2022

Los embarazos aneuploides son causa importante de aborto espontáneo, irregularidades estructurales fetales y retrasos en el desarrollo. ...