SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/cienciaymedicina/destacados/hablantes-de-distintas-idiomas-recuerdan-de-forma-diferente-las-escenas-visuales.html
28 Agosto 2023

Hablantes de distintas idiomas recuerdan de forma diferente las escenas visuales

A través de datos de seguimiento ocular, se determinó que la ventaja de memoria fue más profunda en los bilingües con un alto dominio de la segunda lengua.

En cualquier comunicación, generamos innumerables predicciones sobre lo que vamos a escuchar. Es como cuando jugamos al ahorcado, en el que intentamos predecir la palabra objetivo basándonos en unas pocas letras. Para empezar, cuando sólo tenemos una o dos letras, el número de posibles palabras candidatas es enorme. Cuantas más letras adivinemos correctamente, más se reducirá el número, hasta que nuestro cerebro haga clic y encontremos la palabra correcta.

En la comunicación natural, rara vez esperamos a oír la palabra completa antes de empezar a planificar lo que vamos a responder. En cuanto oímos los primeros sonidos de una palabra, nuestro cerebro utiliza esta información y, junto con otras pistas -como la frecuencia, el contexto y la experiencia- rellena los espacios en blanco reduciendo la lista de posibles palabras.

Pero, ¿qué ocurre si usted es bilingüe y sus idiomas tienen palabras que suenan parecido? Entonces, la lista de palabras candidatas es mucho mayor. Esto puede sonar negativo: es más difícil predecir. El mismo aparato neuronal que procesa nuestra primera lengua también procesa la segunda. Así que es fácil entender por qué, al oír los primeros sonidos de una palabra, se activan posibles palabras candidatas, no sólo de una lengua, sino también de la otra. No es de extrañar, pues, que los bilingües tarden más tiempo en recuperar o reconocer palabras en experimentos psicológicos y lingüísticos.

Tener que acceder constantemente a palabras que compiten entre un gran número de candidatas puede tener consecuencias cognitivas a largo plazo. En un estudio de científicos de la Universidad de Northwestern (EEUU), bilingües español-inglés y monolingües ingleses escucharon una palabra y tuvieron que encontrar el elemento correcto entre una serie de imágenes de objetos, mientras se registraban sus movimientos oculares.

Los demás objetos de la matriz se manipulaban para que se parecieran al sonido de la palabra correspondiente al elemento objetivo. Por ejemplo, cuando era "beaker", había imágenes de objetos como un escarabajo (cuyos sonidos se solapan con beaker) o un altavoz (que rima con beaker). Los participantes miraban durante más tiempo esas imágenes que las que no se solapaban (como carruaje).

El aumento del tiempo de mirada reflejaba el hecho de que los observadores activaban un mayor conjunto de etiquetas competidoras, lo que ocurre cuando las palabras suenan de forma similar. No es sorprendente que los bilingües miraran durante más tiempo tanto dentro de su lengua como entre lenguas.

El estudio examinó si este tipo de competencia entre lenguas mejora la capacidad de recordar objetos. Esto se debe a que cuantos más objetos se miran, más probabilidades hay de recordarlos más tarde.

Se pidió a los participantes que identificaran la imagen correcta de un objeto tras escuchar una palabra. A continuación, se les evaluó su memoria de reconocimiento de objetos que habían visto anteriormente. Los participantes tenían que hacer clic en una casilla con la etiqueta "antiguo" si reconocían el objeto y en una casilla con la etiqueta "nuevo" si no lo hacían.

Los resultados mostraron que la memoria de reconocimiento de objetos con muchos competidores (como el vaso de precipitados, el escarabajo o el altavoz) era mayor que la de objetos con pocos competidores (como el carruaje), tanto en monolingües como en bilingües. Además, los últimos mostraban el efecto también para los competidores interlingüísticos (por ejemplo, reloj, clavo), lo que suponía una ventaja general en la memoria.

Curiosamente, el dominio de la segunda lengua desempeñó un papel crucial. La ventaja de memoria fue más profunda en los bilingües con un alto dominio de la segunda lengua.

Los datos de seguimiento ocular confirmaron que los elementos con más competidores se miraban durante más tiempo, lo que llevaba a la ventaja de memoria para esos elementos más adelante. Estos resultados demuestran que el sistema cognitivo bilingüe es muy interactivo y puede influir en otros componentes cognitivos, como la memoria de reconocimiento.

El bilingüismo es una herramienta cognitiva que mejora las funciones cognitivas básicas, como la memoria y la categorización. 

Fuente bibliográfica

DOI: 10.1126/sciadv.adh0064

Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

SOLACI-CACI 2024

07 Agosto 2024

Proporciona una plataforma única para el conocimiento, intercambio, colaboración y networking, lo que lo convierte en un evento vital p...

Destacado Artículos Destacados

Avances en la estimación de riesgo cardiovascular

06 Junio 2024

La inclusión de biomarcadores, como las troponinas cardíacas de alta sensibilidad I y T, junto a factores de riesgo, mejora la predicci...

Obesidad: un desafío crítico para la salud global

31 Mayo 2024

De 88 factores de riesgo analizados, aquellos relacionados con el sobrepeso y el síndrome metabólico tienen el mayor impacto en la carg...

Destacado Progresos Médicos

Innovación terapéutica en cáncer urotelial

27 Mayo 2024

Una investigación sobre la terapia combinada de pembrolizumab y enfortumab vedotin marca un hito en el tratamiento de la patología loca...