SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/cienciaymedicina/destacados/exposicion-al-tabaco-como-gatillador-de-hipertension-pediatrica.html
02 Abril 2021

Exposición al tabaco como gatillador de hipertensión pediátrica

Este factor modificable se vincula a una presión arterial elevada en niños y adolescentes, lo que incrementa la posibilidad de padecer la patología en edades tempranas y arrastrarla a la adultez.

La hipertensión es un importante problema de salud pública que afecta al 46% de los adultos estadounidenses. El tratamiento y el control han aumentado con el tiempo, pero siguen siendo insuficientes.

Esta condición no controlada en adultos se asocia a una serie de secuelas importantes, como enfermedades cardiovasculares (ECV), accidentes cerebrovasculares (ACV) y enfermedades renales, y su impacto económico se ha se ha estimado en 50,3 billones de dólares al año. 

A diferencia de los adultos, en la que los valores de corte se describen en función de las asociaciones con los resultados clínicos, la hipertensión pediátrica se define por valores de corte estadísticos. Y aunque no se ha vinculado directamente con la morbilidad y mortalidad cardiovasculares, hay pruebas que demuestran que está asociada a la hipertensión de los adultos.

Además, la condición en la infancia se correlaciona con anomalías cardiovasculares subclínicas, como el aumento del grosor medial de la carótida y la rigidez arterial. Factores importantes en el transcurso de la vida que puede estar relacionado con la carga de enfermedades crónicas en la adultez, como ECV, ACV y la enfermedad renal crónica. Por lo tanto, la necesidad de identificar factores modificables de la enfermedad en la niñez es de gran importancia.

La exposición al tabaco aumenta la presión arterial de forma aguda a través de la activación del sistema nervioso simpático. Sin embargo, la literatura que examina la asociación del tabaquismo activo en adultos con hipertensión crónica ha sido mixta. Asimismo, un reciente metaanálisis de pacientes pediátricos no encontró asociación entre el tabaquismo activo o pasivo y la presencia de hipertensión. Este hallazgo es sorprendente, ya que se ha informado de que el tabaquismo está relacionado con la rigidez arterial en los adultos y con la disfunción endotelial en los niños. 

El equipo encabezado por Rebecca Levy de la División de Nefrología Pediátrica del Centro Médico Montefiore en Estados Unidos, planteo la hipótesis de que en una población grande y representativa de niños y adolescentes estadounidenses, con un fenotipo homogéneo de exposición y resultado, la exposición al tabaco se asociaría con una presión arterial elevada (PAE) 

Este estudio transversal utilizó datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES, por su sigla en inglés) de Estados Unidos entre 2007 a 2016, una muestra representativa de la población de niños y adolescentes. Los sujetos eran elegibles si tenían entre 8 y 19 años en el momento de participar en el estudio principal de la NHANES. Los criterios de exclusión fueron los del estudio principal de la encuesta, la imposibilidad de completar las pruebas o cuestionarios. De los 10143 participantes durante los años del estudio, se incluyeron 8520 en el análisis realizado desde el 12 de octubre 2019 al 9 de julio 2020. La exposición al tabaco se definió como niveles de cotinina en suero superiores a 0,05 μg/L, o reportes de vivir con un fumador o ser fumadores.

El principal resultado obtenido fue que la presión arterial elevada, clasificada como superior al 90% para una edad, sexo y estatura del infante según las Directrices de Práctica Clínica de la Academia Americana de Pediatría de 2017. 

El análisis incluyó una regresión logística con ajuste por posibles factores de confusión. Realizaron análisis de subgrupos y de sensibilidad e incluyeron un total de 8.520 niños con una edad media (ED) de 13,1 (0,05)) años, 51% varones (IC del 95%, 49%-52%), y 58% individuos blancos no hispanos (IC del 95%, 54%-62%). Los participantes con algún tipo de exposición al humo del tabaco tenían más probabilidades de ser mayores que los que no estaban expuestos (ED 13,3 [0,07] años frente a 12,8 [0,06]), de sexo masculino (53% [IC 95%, 51%-55%] frente a 49% [IC 95%, 47%-50%]), y de raza negra no hispana (19% [IC 95%, 0,05%]) frente a 10% [IC 95%, 8%-12%]). La probabilidad de tener presión arterial elevada fue de 1,31 (IC del 95%, 1,06-1,61) para cualquier exposición al tabaco; las probabilidades fueron similares en todos los subgrupos y siguieron siendo significativas en múltiples análisis de sensibilidad.

Finalmente, este estudio sugiere que la exposición al tabaco se asocia con presión arterial elevada en niños y adolescentes estadounidenses. Un factor de riesgo modificable que representa un objetivo para la investigación y para reducir la hipertensión en niños y adolescentes y prevenirla en adultos.

Fuente bibliográfica

DOI:10.1001/jamanetworkopen.2020.37936

Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

V Jornadas nacionales de nuevas tecnologías y medicina

25 Mayo 2021

Grupo de nuevas tecnologías - SEMERGEN

...

Destacado Artículos Destacados

Café previene enfermedades cardiovasculares

16 Marzo 2021

Análisis basados en aprendizaje automático sobre datos obtenidos de estudios epidemiológicos indicaron que el consumo de la bebida dis...

La siesta como barrera frente al deterioro cognitivo

05 Marzo 2021

Dormir pequeños periodos de tiempo durante las tardes ayuda a mejorar lenguaje, orientación y memoria en adultos mayores.

...

Destacado Progresos Médicos

Lesión en médula espinal: sanar desde dentro

22 Marzo 2021

La pérdida de oligodendrocitos después de un traumatismo espinal provoca desmielinización y deteriora la función de las neuronas. Un ...

El rol de los macrófagos cardíacos

15 Marzo 2021

La función de los cardiomiocitos depende del ATP, cuya generación tiene lugar en la mitocondria, en donde, además, el buen rendimiento...