SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/cienciaymedicina/destacados/diagnostico-del-sindrome-de-rumiacion-un-desafio-pendiente.html
15 Abril 2021

Diagnóstico del síndrome de rumiación, un desafío pendiente

La subescala de acidez/regurgitación de la Evaluación de Síntomas Gastrointestinales Superiores del Paciente podría ser una herramienta útil para detectar este trastorno.

El síndrome de rumiación es un trastorno de la interacción intestino-cerebro (DGBI, por su sigla en inglés) que se caracteriza por la regurgitación repetida y sin esfuerzo en respuesta a estímulos, normalmente el consumo de alimentos. También se clasificada como un trastorno alimentario y de la conducta alimentaria por el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. A menudo no se diagnostica o se hace incorrectamente como reflujo gastroesofágico o gastroparesia.

La falta de diagnóstico y tratamiento puede tener importantes consecuencias psicosociales y médicas. Por lo que es necesario mejorar su detección, pero se carece de datos que la apoyen, especialmente en presencia de comorbilidades.

Una de las razones por las que los síntomas de rumiación pueden pasar desapercibidos es su solapamiento con otros trastornos de la DGBI y de motilidad. Los pacientes pueden describir incorrectamente sus síntomas como "reflujo" o "vómitos", o estos pueden ser comórbidos con otras afecciones basadas en el reflujo y vómitos que contribuyen a la fisiopatología de la rumia.

Los síntomas gastrointestinales superiores más comunes de los trastornos de motilidad/funcionales son náuseas, vómitos, saciedad temprana y dolor abdominal, pero los pacientes también pueden describir síntomas de reflujo/regurgitación. De hecho, antecedentes indican que la rumiación es una comorbilidad en 3,3% de los individuos con gastroparesia idiopática. Sin embargo, faltan datos sobre la naturaleza de los síntomas de rumiación en las presentaciones de síntomas gastrointestinales superiores que podrían mejorar la detección clínica.

Dada la escasez de datos empíricos sobre los síntomas, el equipo encabezado por Helen Burton de la División de Gastroenterología del Hospital General de Massachusetts buscó examinar la frecuencia y naturaleza del síndrome de rumiación entre pacientes ambulatorios adultos que presentan síntomas gástricos. En concreto, para informar sobre una mejor detección diagnostica, se propusieron identificar la frecuencia y características y evaluar características demográficas y clínicas que podrían diferenciar a los que la padecen de los no. Exploraron la diferenciación por factores clínicos y demográficos incluyendo la gravedad de los síntomas gastrointestinales superiores y la frecuencia de otros trastornos de alimentación, debido a su solapamiento.

El estudio incluyó 242 pacientes remitidos a dos centros académicos terciarios para la evaluación de la especialidad de síntomas gástricos. Se obtuvo información demográfica, gammagrafía de vaciado gástrico, síntomas gastrointestinales superiores mediante la Evaluación de Síntomas Gastrointestinales Superiores del Paciente (PAGI-SYM, por su sigla en inglés), y el cuestionario de rumiación basado en Roma IV.

El 12,8% de los pacientes cumplían los criterios del síndrome de rumiación, de los cuales el 48% informaba de un deterioro psicosocial asociado. Al comparar los pacientes con rumiación y los que no la tenían, no hubo diferencias en cuanto a raza, sexo, frecuencia de diabetes o gastroparesia. La mediana de la puntuación PAGI-SYM de los pacientes con rumiación fue mayor que la de los que no la padecían (3,03 frente a 2,55; p = 0,043 sin ajustar, p = 0,30 ajustada). Esto se debió en gran medida al aumento de las puntuaciones de la subescala de acidez/regurgitación (2,71 frente a 1,57; p no ajustada = 0,0067, p ajustada = 0,046), influida a su vez por la elevada regurgitación/reflujo diurno (3,0 frente a 2,0; p no ajustada = 0,007, p ajustada = 0,048). No hubo diferencias significativas en las restantes subescalas del PAGI-SYM.

El síndrome de rumiación determinado por los criterios de Roma IV estuvo presente en el 12,8% de los pacientes que acudieron a la evaluación de los síntomas gástricos. Las puntuaciones más altas de la subescala de acidez/regurgitación del PAGI-SYM, especialmente los síntomas de regurgitación/reflujo diurno, fueron los únicos parámetros que distinguieron la rumiación. La subescala de acidez/regurgitación del PAGI-SYM podría utilizarse para detectar la rumiación.

Fuente bibliográfica

DOI: 10.1111/nmo.14103

Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

XXVIII Congreso interamericano de cardiología

09 Junio 2021

En este congreso hemos apostado todo y está representado por cada consejo de las especialidades cardiovasculares en diferentes mesas cie...

Destacado Artículos Destacados

Validez de CoronaVac frente a la variante P.1 del SARS-CoV-2

14 Abril 2021

Los resultados preliminares de una gran investigación, que aún no cuenta con revisión de pares, sugieren que una dosis de la vacuna pu...

Pescados disminuyen riesgo de enfermedades cardiovasculares

05 Abril 2021

Este estudio sugiere que el consumo de 2 o más porciones a la semana se asocia a un menor riesgo de mortalidad y de agravar entre pacien...

Destacado Progresos Médicos

STING como posible estrategia terapéutica para la ELA

19 Abril 2021

Las múltiples causas de la ELA no se conocen del todo, pero la mayoría de los pacientes con ELA tienen en común agregados de la prote...

Presentación de antígenos por las células B en la esclerosis múltiple

29 Marzo 2021

Un estudio reciente de una clase de moléculas HLA en la superficie de las celulas B en personas con esclerosis múltiple reveló que muc...