SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/herencia-pediatrica-en-la-salud-respiratoria.html
21 Enero 2019

Herencia pediátrica en la salud respiratoria

De acuerdo a un trabajo de investigadoras del Instituto de Salud Global de Barcelona, la composición corporal infanto-juvenil desempeñaría un rol clave en la adultez.

Gozar de una mejor salud respiratoria en la vida adulta podría depender de los porcentajes de grasa y músculo que la persona tuvo durante su niñez y adolescencia. Así se desprende de un estudio elaborado por investigadoras del Instituto de Salud Global de Barcelona, España. (ISGlobal). El trabajo, publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, de la American Thoracic Society, es parte del proyecto Ageing Lungs in European Cohorts (ALEC), coordinado por el Imperial College de Londres.

Se trata de la primera vez que un estudio tiene en cuenta el músculo y la grasa por separado y su impacto en la función pulmonar, destacaron sus autoras. El equipo de científicas, que realizó un seguimiento de casi siete mil menores de edad del Reino Unido desde que nacieron, también descubrió que los varones, pero no las mujeres, con más porcentaje de grasa tenían una función pulmonar más baja.

Según Gabriela Prado Peralta, investigadora del ISGlobal y primera autora del trabajo, hasta ahora ningún estudio había reportado que los niveles de grasa podían afectar a la función respiratoria. “Si bien es cierto que hay líneas anteriores que habían examinado la asociación entre la masa corporal total y la función pulmonar, sus resultados habían sido contradictorios”, comenta.

“Algunos análisis vincularon una mayor masa corporal con una función pulmonar más elevada, mientras que otros relacionaron una mayor masa corporal con una función pulmonar más reducida”, explica Judith García-Aymerich, autora sénior del artículo y jefe del Programa de Enfermedades No Transmisibles y Medio Ambiente del ISGlobal.

“Nuestra hipótesis era que los resultados anteriores contradictorios se podían atribuir al hecho de que la masa corporal total no tiene en cuenta cuál es la contribución del músculo y de la grasa a esta medida”.

En el presente estudio, las autoras combinaron medidas corporales con otras obtenidas utilizando absorciometría de rayos X de energía dual (DXA) para distinguir entre músculo y grasa. Además, se midió la función pulmonar en niños y niñas a los 8 y 15 años de edad, para luego calcular el crecimiento que experimentaban durante ese periodo. El estudio contó con 6.964 participantes de la cohorte de nacimiento del Reino Unido Avon Longitudinal Study of Parents and Children (ALSPAC).

El análisis fue ajustado a diversos factores que podrían sesgar los resultados, incluyendo el peso al nacer, el tabaquismo materno durante el embarazo y la edad en que los niños y niñas alcanzaron la pubertad, así como los niveles de función pulmonar a los ocho años.

Los datos afirman que, en niños y niñas, una mayor masa de músculo estuvo asociada con mayores niveles y tasas de crecimiento de capacidad vital forzada (CVF), la cantidad total de aire que una persona puede exhalar respirando lo más profundamente posible; volumen espiratorio forzado (VEF1), la cantidad de aire que una persona puede exhalar con fuerza en un segundo; y flujo espiratorio forzado al 25-75 por ciento (FEF25-75), una medida de la velocidad con que sale el aire de los pulmones.

Además, en ambos sexos, mayores niveles de grasa se asociaron con niveles más bajos de VEF1/CVF, una medida de la limitación del flujo de aire a menudo utilizada para diagnosticar el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Finalmente, unos mayores niveles de grasa en niños se asociaron con menores niveles y tasas de crecimiento pulmonar de VEF1 y FEF25-75.

En cuanto a la conclusión referente a la grasa, Prado cree que no es aplicable a las niñas porque “en los hombres la grasa se distribuye en la región abdominal, mientras que en las mujeres está más en la periferia. Al tener ellos más grasa en el abdomen, los pulmones tienen menos espacio para coger aire”.

El estudio podría tener importantes implicaciones en investigación y en salud pública. “Nuestros resultados ponen de relieve que la composición corporal, y no solo la masa corporal total, se debería valorar a la hora de estudiar los efectos del peso de los niños en la salud. Creemos que la composición corporal en la infancia y la adolescencia puede desempeñar un papel importante en la salud respiratoria futura”, asegura Gabriela Prado.

Las investigadoras coinciden al enfatizar que “las estrategias de salud pública que promuevan estilos de vida saludables pueden mejorar la función pulmonar y reducir la morbilidad respiratoria en la vida adulta. Estas estrategias deben tener como finalidad no solo reducir el peso corporal, sino también reducir la grasa y aumentar el músculo”.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XVII Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Hipertensión Arterial

30 Octubre 2019

En paralelo a este encuentro se realizará el VI Congreso de la Sociedad Centroamericana de HTA y Prevención Cardiovascular (SCCH) y el...

Destacado Galería Multimedia

Jornada internacional de medicina familiar

04 Septiembre 2019

En Carmelitas Center se realizó la undécima versión de este encuentro científico, organizado por la Sociedad Paraguaya de Medicina Fa...

Puesta al día en infectología

30 Agosto 2019

Los doctores Pamela López y Alfredo Arriola expusieron en la 4ª reunión científica de 2019 de la Sociedad Paraguaya de Infectología....