Registrarse

SAVALnet PY

http://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/vitamina-d-ausencia-que-multiplica-sospechas.html
17 Julio 2017

Vitamina D: ausencia que multiplica sospechas

La falta de este nutriente estaría generando una serie de patologías en regiones con poca exposición al sol. Para algunos especialistas, existe un vínculo, pero esta asociación debe ser confirmada por más estudios científicos.

Si bien lo que predomina durante estos meses en esta parte del mundo es el frío y la lluvia, y aunque en el cielo abunden las nubes, los médicos recomiendan a la población cuidarse de los rayos ultravioleta durante todo el año, mediante protectores solares. El debilitamiento de la capa de ozono ha generado múltiples consecuencias, siendo una de ellas su preocupante baja en la capacidad de absorber e impedir el ingreso hasta la misma superficie del planeta de los rayos ultravioleta C (UCV), los más peligrosos, aunque los UCA y UCB también tienen potencial de provocar daño, particularmente por su efecto acumulativo.

Sin embargo, en mayo fue publicado en Estados Unidos un estudio que llama a tener precaución con estos productos, ya que su uso excesivo podría, eventualmente, bloquear la producción de vitamina D, un nutriente que está relacionado con la formación y fortalecimiento de los huesos y tejido óseo. Esto podría desencadenar desde síntomas como debilidad muscular hasta osteoporosis en adultos y raquitismo en niños.

El cuerpo humano produce vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Dado que sus receptores se encuentran en prácticamente todas las células del cuerpo humano, juega un papel amplio en las funciones corporales, entre ellas la regulación del crecimiento celular, las funciones neuromuscular e inmune y la reducción de la inflamación. Si el día está nublado, también se pone en marcha el proceso, pero la cantidad de nutriente será escaso.

La investigación, divulgada por la American Osteopathic Association (doi: 10.7556/jaoa.2017.055), encontró que casi mil millones de personas en todo el mundo tendrían niveles insuficientes de vitamina D debido, en algunos casos, a una exposición solar inadecuada relacionada con el uso de protectores. Otra causa importante son las enfermedades crónicas que generan una disminución de esta vitamina, como la diabetes tipo 2 y padecimientos renales.

Según explicó la doctora Kim Pfotenhauer, profesora de la Touro University California y coautora del trabajo, “el protector solar básicamente anula la capacidad del cuerpo para producir vitamina D. Si bien queremos que la gente se proteja contra el cáncer de piel, hay niveles saludables y moderados de exposición al sol sin protección que pueden ayudar mucho a aumentar la vitamina D”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda evitar la exposición solar entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde, pues los rayos UV son más intensos durante ese período. También aconseja considerar el índice UV para planificar actividades al aire libre, teniendo siempre en cuenta la disposición de lugares con sombra y la utilización de accesorios como lentes de sol y sombreros.

En este contexto, la doctora Pfotenhauer sugiere que incrementar o mantener niveles saludables de vitamina D es relativamente fácil y no necesariamente requiere darse un baño de sol. “Basta con exponerse entre cinco y treinta minutos al sol del mediodía dos veces por semana. Sin embargo, el tiempo adecuado depende de la ubicación geográfica de la persona y de la pigmentación, ya que las pieles más claras sintetizan más vitamina D que las oscuras”.

La académica aseguró que estas sesiones se pueden realizar caminando con los brazos y piernas descubiertos, pero es fundamental no usar protectores solares “porque aquellos con factor 15 o más disminuyen la producción de vitamina D en un 99 por ciento. Otra opción es el consumo de alimentos fortificados con vitamina D, como leche y cereales”.

Escasez made in Chile

En la Región de Magallanes, en el extremo sur de Chile, la población tiene un déficit de vitamina D debido a la falta de luz natural, fenómeno que se produce principalmente durante los meses de invierno. Por ejemplo, en su capital Punta Arenas, el sábado 15 de julio el alba fue exactamente a las 8.50 horas y el ocaso se registró cuando restaban diez minutos para las cinco de la tarde.

Diversas investigaciones demuestran que mientras más aumenta la latitud o lejanía de la línea del Ecuador, el déficit de vitamina D es mayor. Esta ciudad se encuentra en la latitud 53, entonces, hay menos sol y el rayo ultravioleta no es perpendicular, sino que es cada vez más oblicuo y con menos efectos sobre la síntesis de la vitamina D.

“Una de las principales funciones de la vitamina D es la absorción del calcio. Por lo tanto, la falta de ésta se asocia a una serie de patologías, principalmente la osteoporosis. Pero también existen otras enfermedades que muestran una mayor prevalencia en esta zona, como la esclerosis múltiple”, comentó el doctor Cristián Fernández, jefe de la Unidad de Endocrinología y Diabetes del Hospital Clínico Magallanes.

De acuerdo al endocrinólogo, la osteoporosis es la única enfermedad que, comprobadamente, es consecuencia de la falta de vitamina D. “Este déficit tiene efectos sobre la absorción del calcio. Entonces, si tenemos niveles adecuados de vitamina D, absorbemos mejor el calcio y así tenemos más disponibilidad de calcio para los huesos. Si hay déficit de vitamina D, tenemos menos absorción de calcio y más riesgo de osteoporosis, lo que aumenta el riesgo de fracturas”.

En rigor, la osteoporosis es la única enfermedad estudiada en Chile bajo este prisma. Sin embargo, aunque la ciencia aún no lo confirme ni descarte, sí la mayor prevalencia de otras enfermedades tiene a la falta de vitamina D como el sospechoso principal. En varias regiones del mundo con estas características, existe más prevalencia de algunas patologías como el cáncer (colon, mamas), enfermedades inmunes como la diabetes, insulino resistencia, esclerosis múltiple e hipertensión arterial. 

“Hay un montón de enfermedades que se han asociado, porque la vitamina D, en realidad, no es una vitamina, es una hormona y tiene receptores en los núcleos de las células. Entonces, sus funciones tienen que ver con la regulación de la inmunidad también. Sabemos que la vitamina D disminuye la actividad de algunas células y eso favorece que se produzca más esclerosis múltiple, más diabetes tipo 1,  también aumenta el riesgo de algunas patologías infecciosas como la tuberculosis, lo mismo con algunas enfermedades autoinmunes, que son las enfermedades inflamatorias intestinales. Se ha visto que tiene alguna modulación en la hipertensión arterial, más riesgo de insuficiencia cardíaca y es un factor de riesgo cardiovascular”, argumentó el doctor Fernández, miembro de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes.

Esclerosis múltiple

Con una prevalencia que duplica el promedio nacional, en Punta Arenas son 54 personas las que padecen de esclerosis múltiple, enfermedad autoinmune que puede provocar secuelas graves en personas jóvenes y activas.

El doctor Ramiro Fernández Calderón, jefe de Neurología del Hospital Clínico Magallanes y encargado del Programa de Esclerosis Múltiple, destacó que la zona presenta la mayor cantidad de casos de esclerosis múltiple en relación al número de habitantes. “Tenemos 54 casos confirmados y otros en estudio, lo que nos da una prevalencia de 33 pacientes por cada 100 mil habitantes, mientras que a nivel país esta cifra es de entre 10 y 14 por cada 100 mil”.

Se trata de una enfermedad autoinmune que afecta principalmente al cerebro y a la médula espinal, provocando la pérdida de mielina, estructura que recubre los nervios y que permite una adecuada transmisión de los impulsos eléctricos entre las neuronas. Por lo tanto, genera problemas de coordinación y equilibrio, debilidad muscular, alteraciones de la vista, dificultades para pensar y memorizar y sensaciones de picazón, pinchazos o entumecimiento, además de otros síntomas. Su causa estaría en factores genéticos y falta de vitamina D.

“Habitualmente a nuestros pacientes con esclerosis múltiple les tomamos niveles y si están bajos, les suplementamos vitamina D por vía oral, entre mil y cinco mil unidades diarias. La idea es justamente suplementar la vitamina D en algún momento a nivel de población general para evitar este problema”, detalló el doctor Ramiro Fernández.

“Estamos más lejos de la línea del Ecuador que el resto del país, por lo que tenemos un menor nivel de vitamina D. De hecho, es un tema que hemos discutido y sabemos que acá se presenta más prevalencia de otras patologías asociadas a esta condición. Las personas se colocan bloqueadores solares para proteger su piel del cáncer, lo que disminuye aún más la exposición al sol. Pero eso es más difícil de regular, ya que también se debe cuidar la piel”, agregó el especialista.

Para el facultativo del Hospital Clínico Magallanes, hay un aspecto que debe ser considerado y por qué no incluido en alguna estrategia de salud. “Una de las cosas que nos tiene preocupado es que ahora los niños salen muy poco a jugar afuera. Antes los niños siempre jugaban en la calle, en bicicleta, corriendo. Los niños ahora, en todo el mundo, están mucho tiempo en las casas, jugando videojuegos y se exponen poco a la luz solar. Esto también podría estar provocando el aumento de estas enfermedades”.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

Semana del prematuro

15 Noviembre 2017

Ofrecerá una conferencia el especialista chileno José Luis Tapia. El encuentro, de libre acceso y válido para certificación y recertifica...

Destacado Galería Multimedia

XIII Congreso paraguayo de gastroenterología

16 Octubre 2017

Con el objetivo de discutir en relación a nuevas alternativas de diagnóstico y tratamiento, la Sociedad Paraguaya de Gastroenterología pu...

Congreso paraguayo de cardiología

12 Octubre 2017

La Sociedad Paraguaya de Cardiología organizó el 17º Congreso Paraguayo de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, que se realizó en el Hot...