Registrarse

SAVALnet PY

http://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/radiacion-ionizante-y-sus-efectos-en-la-salud.html
28 Agosto 2017

Radiación ionizante y sus efectos en la salud

En las últimas dos décadas se han realizado varios estudios para determinar si la energía liberada por los teléfonos celulares plantea riesgos para la salud, tema que está preocupando a la comunidad médica mundial. 

El último estudio de la Global System for Mobile Communications (GSM), la asociación que reúne a las grandes operadoras de telefonía móvil, estimó que el número de clientes de estas plataformas iba a superar los cinco mil millones a mediados de 2017 y proyectó que esa cifra iba a crecer en unas 700 mil personas más, al final de la década.

Esto ha generado varias consecuencias: la implantación de Internet; el avance de sistemas integrales que sostienen infraestructuras de conectividad y acceso; y la consolidación de nuevas economías digitales, para superar los retos económicos que plantea la sociedad actual.

La ubicuidad de los smartphones y la conectividad de alta velocidad han impulsado una innovación en variadas áreas, propiciando así una transformación digital que ha generado cambios radicales en la manera de convivencia de las personas en diferentes hábitos de su vida. 

Este crecimiento tecnológico ha provocado una exposición –cada vez mayor- de los seres humanos a radiaciones electromagnéticas de diverso tipo, incluidas la ionizante, cuyos efectos sobre la salud están siendo seriamente estudiados. 

Diariamente, las personas están expuestas a la radiación de origen natural que proviene de muchas fuentes, como los más de 60 materiales radiactivos naturales presentes en el suelo, el agua y el aire; y también a la radiación que proviene de fuentes artificiales, que van desde la generación de energía nuclear hasta el uso médico para fines diagnósticos o terapéuticos. Hoy, las fuentes artificiales más comunes son los aparatos de rayos X o gamma.

Los móviles se comunican entre sí emitiendo ondas de radio a través de una red de antenas. Las ondas de radiofrecuencia son campos electromagnéticos pero –a diferencia de las radiaciones ionizantes- no pueden escindir los enlaces químicos, ni causar ionización en el cuerpo humano.

La radiación electromagnética se define de acuerdo a su amplitud de onda y a su frecuencia, la cual es el número de ciclos de una onda que pasa un punto de referencia por segundo y se describen en hercios (Hz).

Los teléfonos móviles cuando están encendidos son transmisores de radiofrecuencias de baja potencia, pues funcionan en un intervalo de frecuencias de entre 450 y 2700 MHz y tienen un peak de potencia que oscila entre 0,1 a 2 vatios. 

La potencia –y por lo tanto- la exposición del usuario a las radiofrecuencias descienden rápidamente al aumentar la distancia con el dispositivo. Por ejemplo, una persona que utiliza su celular a una distancia de entre 30 a 40 centímetros de su cuerpo –al escribir mensajes de texto, navegar por Internet o cuando se maneja un dispositivo manos libres- estará mucho menos expuesta a campos de radiofrecuencia, que quienes lo manipulan acercando el aparato a su cabeza. Algo que para la doctora Devra Davis se ha transformado en una máxima.

La epidemióloga y toxicóloga estadounidense ha levantado la voz al respecto y ha encabezado una verdadera cruzada para advertir acerca de los efectos nocivos que los teléfonos móviles provocan en la salud.

Ella es una de las investigadoras más respetadas y acreditadas sobre el tema en el mundo. Pertenece al Colegio Americano de Epidemiología y al Colegio Americano de Toxicología. Se desempeñó como directora fundadora del Consejo de Estudios Ambientales y de Toxicología de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, que fue el grupo que desarrolló el estudio que recomendó la prohibición de fumar en los aviones en 1999.

Con el tiempo, fue interesándose en otros temas de salud pública y eso la llevó a crear la Fundación de Salud Ambiental, para concientizar acerca de la radiación de microondas y cómo afecta al cerebro y al cuerpo en desarrollo, entre otras materias. 

Un teléfono móvil es una radio de microondas de dos vías. Nunca se ha probado su seguridad con uso a largo plazo y debido a eso se han comenzado a emitir recomendaciones sobre la utilización de audífonos o altavoz. Además, ya se está advirtiendo respecto a no llevar estos dispositivos cerca del cuerpo, porque los niveles de radiación de éstos excederían las pautas de seguridad actualmente vigentes y afectarían al cerebro, el corazón y el aparato reproductor.

Los estudios preliminares habían sido probados en base al calor que podían llegar a producir estos artefactos y las potenciales alteraciones que ese tipo de microondas podía generar en el cuerpo como enrojecimiento de la piel, caída del cabello, quemaduras por radiación o síndrome de irradiación aguda. Sin embargo, nada se sabía sobre el impacto biológico de la radiación de microondas. (J Chem Neuroanat. 2016 Sep;75(Pt B):52-61)

En su libro Disconnect: The Truth about Cell Phone Radiation, What the Industry Has Done to Hide it, and How to Protect Your Family, la doctora Davis realizó una revisión crítica de la literatura médica disponible. En uno de los casos expuestos, señala qué ocurre con las células madre neurales cuando se exponen a una radiación de telefonía móvil.

“El pulso de las señales digitales de la radiación del teléfono celular puede alterar y debilitar las membranas, aumentando las especies reactivas de oxígeno, que producen radicales libres, los que disminuyen los electrones y causan daños en las células cerebrales humanas, más en los jóvenes que en las personas mayores, porque los adolescentes pasan muchas horas en contacto directo y cercano al cuerpo con estos dispositivos. La radiación de los teléfonos celulares causa todas esas cosas”, señala la especialista.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado los campos electromagnéticos producidos por los teléfonos móviles como “posiblemente carcinógenos para los seres humanos”, porque pueden tardar años o –incluso- decenios en aparecer. No siempre se manifiestan efectos de este tipo, pero la probabilidad de que se produzcan es proporcional a la dosis de radiación recibida. El riesgo es mayor para los niños y adolescentes, pues son mucho más sensibles a la radiación que los adultos.

“En Israel, Francia, Bélgica y Taiwán se están desarrollando programas para desalentar la utilización de dispositivos móviles en la población infantil. Se está investigando cómo la exposición prenatal a la radiación de estos aparatos causa graves defectos en la descendencia: cerebros más pequeños, hígados más pequeños, así como daños en las células de la piel. Es por eso que debemos preocuparnos hoy por los potenciales riesgos futuros a corto y largo plazo, antes de que sea demasiado tarde”, reflexiona la epidemióloga.

Esta iniciativa no pretende demonizar el uso de estos aparatos que llegaron para quedarse, y formar parte activa en la vida diaria, sino que busca trabajar colaborativamente con la industria y los especialistas preocupados por esta materia alrededor del mundo para realizar una investigación multicéntrica que permita crear un modelo con el fin de educar a las personas en este campo. 

Mientras tanto, la doctora Davis expone en diversos encuentros científicos, promoviendo el derecho que las personas tienen de saber cuáles son los potenciales efectos nocivos de esta radiación en el cuerpo humano. 

En un futuro cercano, los verdaderos peligros de los teléfonos celulares serán conocidos totalmente, tal como ocurrió con el tema del tabaco. Mientras tanto, se está viviendo una etapa vulnerable. Por eso el llamado de la especialista es enfático y simple. “Si va a utilizar su dispositivo móvil, computador o tablet hágalo de manera segura: manteniendo una distancia importante, alejado del cuerpo; y utilizando auriculares u otro sistema de manos libres. Su salud y su cuerpo se lo agradecerán”.

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

Semana del prematuro

15 Noviembre 2017

Ofrecerá una conferencia el especialista chileno José Luis Tapia. El encuentro, de libre acceso y válido para certificación y recertifica...

Destacado Galería Multimedia

XIII Congreso paraguayo de gastroenterología

16 Octubre 2017

Con el objetivo de discutir en relación a nuevas alternativas de diagnóstico y tratamiento, la Sociedad Paraguaya de Gastroenterología pu...

Congreso paraguayo de cardiología

12 Octubre 2017

La Sociedad Paraguaya de Cardiología organizó el 17º Congreso Paraguayo de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, que se realizó en el Hot...