Registrarse

SAVALnet PY

http://www.savalnet.com.py/mundo-medico/entrevistas/el-diagnostico-e-intervencion-precoz-es-clave-para-el-desarrollo-de-los-ninos.html
15 Mayo 2017

Dr. Luis Costas Gastiaburo:

“El diagnóstico e intervención precoz es clave para el desarrollo de los niños”

El especialista en otorrinolaringolía habló con SAVALnet sobre la tecnología y el avance en implantes cocleares, dispositivos de alta tecnología y precisión, encaminados a restablecer la audición de los pacientes.

Luis Costas Gastiaburo, doctor en medicina y cirugía en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción, en 1986. Realiza residencia en cirugía general entre 1987 y 1988, y en 1989 emigra a Sudáfrica donde se especializa en el área de otorrinolaringología, obteniendo cinco años más tarde el título de máster en la Universidad de Natal (Durban), alcanzando el premio residente de la Sociedad de Otorrinolaringología de ese país, por el mejor trabajo científico presentado en el Congreso Bloemfontein Sudáfrica. Actualmente se desempeña como jefe de la Cátedra de Otorrinolaringología del Hospital de Clínicas y en el Edificio Génesis, donde realiza sus consultas.

El oído humano es un sistema de órganos que, en su conjunto, tiene la misión captar, codificar y transferir al cerebro la información sonora que emana de la naturaleza. El sistema auditivo está formado por la unión de tres partes diferentes especializadas: el oído externo, el oído medio y el oído interno. Es en este último donde se coloca el implante coclear, según explica el doctor Costas.

- ¿Doctor que entendemos por implante coclear?

El implante coclear es un dispositivo que permite al paciente con una hipoacusia profunda bilateral recuperar la capacidad de oír. Básicamente el implante coclear recibe un estímulo sonoro del exterior, lo codifica en una señal eléctrica y ésta se transmite mediante un electrodo al interior de la cóclea.

- ¿Podría describirnos cómo es?

Consta de un dispositivo externo, similar a un audífono convencional, que recibe el sonido y a su vez lo codifica en una señal eléctrica, que mediante un electrodo colocado en el interior del hueso peñasco llega al caracol para estimular el nervio auditivo permitiendo al paciente oír.

- ¿A qué pacientes se recomienda el uso de este implante?

Son candidatos los pacientes con hipoacusia severas bilaterales, vale decir prácticamente sordos, que no se benefician del uso de audífonos convencionales. Estos pacientes previamente han de ser evaluados por el otorrinolaringólogo, que debe completar un estudio minucioso de su audición y realizarles una tomografía computarizada, que sirve para valorar la posibilidad de implantar. Es fundamental una buena selección del paciente y un seguimiento cercano y coordinado del equipo multidisciplinar que interviene en el proceso del implante. Es decir que exista una excelente comunicación entre el paciente, el otorrinolaringólogo, el programador, el logopeda y el psicólogo si fuera necesario.

- Desde el punto de vista quirúrgico, ¿cómo sería el proceso?

La intervención se realiza en aproximadamente dos horas. Se realiza vía retroauricular, se coloca el implante en una cavidad tallada en el hueso y el electrodo se aloja en el interior de la cóclea. El paciente permanece ingresado uno o dos días en el hospital. En los meses posteriores es fundamental la actuación del programador, psicólogo y otorrinolaringólogo para sacar el máximo rendimiento al implante.

- En Paraguay, ¿cómo vamos con los nuevos avances?

Dentro del contexto, en la profesión veo que nuestro país va en avance en términos tecnológicos, pero esa información, en mi especialidad particularmente, no se traduce muchas veces por diagnósticos tempranos. Ocurre tanto en el Hospital de Clínicas como en los hospitales privados, y posiblemente la población médica acude a congresos, cursos, conferencias y charlas, pero la información parece que no llega al público

- ¿En qué aspectos se podrían mejorar?

Es responsabilidad del Ministerio de Salud difundir las medidas de diagnósticos como tratamientos de prevención por decirlo así. Y eso no ocurre, hay parte importante de lo que sería tratamiento tecnológico o de medida preventiva que no llega a la población general. En particular me refiero a las dificultades que tenemos a nivel público con los diagnósticos. Vemos pacientes con los que pudimos haber hecho algo si se realizaba un diagnóstico temprano. Entonces, no hay peor cosa para el médico que sentirse frustrado ante una situación que se podría tratar a tiempo y podría arrastrar consecuencias graves. Donde el chico no desarrolla un lenguaje y termina siendo sordomudo, lastimosamente por un diagnóstico tardío. Aumenta mucho la atención y volumen de gente, pero los resultados no mejoran como nos gustaría.

- ¿Algunos casos se pueden revertir?

Por supuesto, principalmente en pacientes de nacimiento que reciben un diagnóstico temprano. Hoy contamos con tecnología como para poder resolver esa pérdida auditiva, estamos hablando de implantes que ayudan al bienestar del paciente. En cronología hablamos de un niño para que llegue al estímulo auditivo por lo menos de 3 a 4 años. Entonces si el niño nació con un problema auditivo y no recibe diagnóstico temprano, por más que coloquemos una tecnología de última generación en el oído y perciba audición ya no desarrolla el lenguaje, entonces prácticamente se dificulta el panorama. Si recibe el estímulo necesario, antes el paciente tendrá una preparación para adaptarse al implante. En eso debemos enfocarnos, el diagnóstico e intervención precoz es clave para el desarrollo de los niños.

- Sobre la prevalencia actual...

Estamos igual al resto del mundo, con un porcentaje de niños que nacen con dificultad auditiva en general, puede ser leve, moderada de diferentes tipos de pérdida auditiva. Del 1 al 2 por ciento, eso es mucho pero no todos esos pacientes son niños que necesitan implante coclear, de ese porcentaje otra vez existe un porcentaje de niños que tienen sordera profunda que requieren de implante coclear. A nivel privado llevamos 53 casos de implantes y a nivel público llevamos 6 casos. Todos evolucionando dentro de lo que se espera. Son niños un poco más grandes y a veces tarda un poco más en ver los resultados.

- ¿Y la edad frecuente en este tipo de casos?

No existe un límite de edad, el límite sería el estímulo que haya tenido para acceder al implante. Si el paciente recibió estímulo auditivo, si desarrolló el lenguaje que tiene la capacidad de entender el idioma o lo que escucha, entonces es más fácil reintegrarlo con un implante coclear o con un simple audífono dependiendo de su caso.

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

Semana del prematuro

15 Noviembre 2017

Ofrecerá una conferencia el especialista chileno José Luis Tapia. El encuentro, de libre acceso y válido para certificación y recertifica...

Destacado Galería Multimedia

XIII Congreso paraguayo de gastroenterología

16 Octubre 2017

Con el objetivo de discutir en relación a nuevas alternativas de diagnóstico y tratamiento, la Sociedad Paraguaya de Gastroenterología pu...

Congreso paraguayo de cardiología

12 Octubre 2017

La Sociedad Paraguaya de Cardiología organizó el 17º Congreso Paraguayo de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, que se realizó en el Hot...