SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/un-ano-en-el-espacio.html
14 Marzo 2016

Un año en el espacio

Así nombraron la misión de la Nasa que finalizó con el reingreso a la Tierra de los astronautas Scott Kelly y Mikhail Kornienko. ¿El objetivo?, garantizar la salud de los hombres que viajen a Marte.

Contemplar una noche estrellada ha sido durante siglos fuente de inspiración para los hombres. Esos pequeños cuerpos luminosos esconden incontables misterios, secretos que algunos intentan develar fuera de este mundo, cumpliendo un sueño que seguramente tuvieron desde niños.

La lista de quienes han convertido este anhelo en realidad no es muy extensa. Uno de ellos es Scott Kelly, astronauta estadounidense que retornó a la Tierra el miércoles 2 de marzo, tras permanecer 340 días junto al ruso Mikhail Kornienko en la Estación Espacial Internacional (EEI). La misión tuvo como objetivo estudiar los cambios fisiológicos que el cuerpo humano experimenta en el espacio durante un periodo prolongado, con el fin de planificar expediciones a un asteroide o a Marte, desplazamientos que durarían un año o más.

La Nasa (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) se propuso descubrir lo que ocurría con Kelly y Kornienko una vez superada la estancia habitual de seis meses en órbita. La investigación se centra en los huesos y músculos, que se debilitan en condiciones de ingravidez, al igual que el sistema inmunológico. Del mismo modo, se busca determinar el rol de los fluidos corporales, los que se desplazan hacia la cabeza cuando la gravedad está ausente, y ejercen presión sobre el cerebro y los ojos, afectando la visión de los cosmonautas.

Pero la misión tuvo un condimento especial. Los científicos de la agencia norteamericana pueden acceder ahora a resultados mucho más precisos mediante la simple técnica de la comparación genética, física y fisiológica, ya que el gemelo de Scott, Mark Kelly, quien también es astronauta, participó en el proyecto, pero en la Tierra y sometiéndose a los mismos exámenes médicos que su hermano.

Cada uno en su hábitat, en esta experiencia bautizada “Un año en el espacio”, proporcionó información de los cambios que registró su cuerpo durante 340 días, material que ahora está siendo analizado detalladamente bajo un completo hermetismo, silencio que se romperá sólo cuando salgan a la luz conclusiones definitivas.

Cirugía interestelar 

Tras el aterrizaje de la cápsula Soyuz TMA-18M en el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, científicos de todo el mundo comenzaron a explicar las consecuencias que tiene para la salud una estadía de varios meses en el espacio. De hecho, la falta de gravedad obliga a los astronautas a un periodo de readaptación, sin embargo, hay algunas secuelas que se mantendrán por el resto de sus vidas.

Kelly, el estadounidense con más tiempo acumulado de permanencia en la Estación Espacial Internacional (540 días), creció cinco centímetros mientras estuvo fuera de los límites terrestres. Su espina dorsal se estiró producto de la ingravidez, algo que no fue más que una “curiosidad” absolutamente prevista y temporal, ya que al reingresar al planeta recuperó su estatura debido a la fuerza gravitatoria. Hay otros aspectos que preocupan más. “Las complicaciones inmediatas para los astronautas a su regreso a la Tierra incluyen cuestiones sensoriomotoras. Por ejemplo, tienen problemas para estar de pie, caminar en línea recta o traspasar un obstáculo durante una semana o a veces un poco más. También pueden desmayarse, debido a la intolerancia ortostática”, comenta el doctor Graham Scott, vicepresidente del National Space Biomedical Research Institute de Texas, Estados Unidos.

Como las piernas no se utilizan de forma normal y pese a dispositivos especiales para ejercitar las extremidades, inevitablemente se pierde masa muscular y los huesos se descalcifican. La recuperación puede tardar meses y hasta años. El corazón también se ve afectado, ya que como no debe trabajar con tanta fuerza por la ingravidez, se podría presentar fatiga al volver al planeta e incluso una disminución en el tamaño del órgano.

También hay inquietud por un potencial efecto de la radiación sobre las células endoteliales, lo que podría desencadenar la enfermedad cardíaca coronaria. “Cuando, eventualmente, los astronautas viajen a Marte estarán expuestos a dosis significativas de radiación espacial, algo que puede aumentar el riesgo de cáncer, generar problemas en el sistema nervioso central o efectos degenerativos que pueden ser cardiovasculares”, agrega el doctor Scott. Los numerosos estudios incluyeron tomografías computarizadas, resonancias magnéticas y medidas de la densidad ósea, musculatura, vasos sanguíneos y del corazón. En paralelo, la Nasa lleva a cabo en la EEI un experimento destinado a evaluar el impacto que un viaje interestelar podría tener sobre el microbioma humano, a fin de compensar o contrarrestar los cambios se puedan producir en estos microorganismos. 

El desafío es grande y obliga a estar preparados para todo. Junto con la constante capacitación en primeros auxilios y manejo de equipamiento básico como un desfibrilador y ultrasonido portátil, los astronautas cuentan con conocimientos para tratar heridas, colocar una inyección e incluso extraer un diente. Pero no sólo eso, científicos se encuentran diseñando un robot que, cuando el aislamiento sea completo, sea capaz de realizar cirugías complejas.

Sin dudas el hombre ha evolucionado por millones de años para que su cuerpo viva en la Tierra, adaptándose con armonía a la gravedad que lo rodea, sin embargo, su mente y espíritu lo invitan a levantar la cabeza, a contemplar una noche estrellada y soñar con derribar sus propias fronteras. ¿El hombre en Marte? La ciencia y la medicina trabajan en este preciso instante para conseguirlo.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XXVIII Congreso interamericano de cardiología

09 Junio 2021

En este congreso hemos apostado todo y está representado por cada consejo de las especialidades cardiovasculares en diferentes mesas cie...

Destacado Galería Multimedia

Congreso interamericano de prevención cardiovascular

20 Noviembre 2020

El encuentro virtual organizado por las Sociedades Interamericana de Cardiología (SIAC) y Ecuatoriana de Cardiología Núcleo Pichincha ...

III Curso de cirugía endoscópica

22 Septiembre 2020

El Departamento de Cirugía Endoscópica de la Sociedad de Cirujanos está organizando su tercer curso internacional de la especialidad, ...