https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/optimismo-cardioprotector.html
21 Octubre 2019

Optimismo cardioprotector

Interpretar los sucesos de la vida positivamente se relaciona con mejor salud cardiovascular, menor incidencia de ECV y muerte prematura y con una disminución de resultados adversos en pacientes con patología preexistente.

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la primera causa de defunción en la población adulta. La Organización Mundial de la Salud calcula que en 2015 fallecieron por este motivo 17,7 millones de personas y estima que la cifra ascenderá a 23,6 para 2030, principalmente, por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

El 80% de estas muertes prematuras podrían evitarse implementando estrategias que involucren a toda la población y actuando sobre los factores de riesgo comportamentales como el consumo de tabaco, dietas malsanas, obesidad, inactividad física o consumo nocivo de alcohol.

Si bien la mayoría de los esfuerzos en medicina y salud pública apuntan a reducir esta lista de indicaciones, existe cada vez más evidencia respecto a que la búsqueda del bienestar físico debe considerar el desarrollo concomitante de dimensiones emocionales positivas, como el optimismo, “una característica disposicional de la personalidad que media entre acontecimientos externos y la interpretación que cada sujeto realiza de ellos y hace referencia a las expectativas que se tienen de alcanzar metas futuras” (DOI.org/10.33670/18181023.v16i01.261).

Con el objetivo de conocer si realmente una actitud mental optimista tiene efectos favorables sobre la salud cardiovascular y muerte general, investigadores del Departamento de Cardiología de la Escuela de Medicina Icahn en el Monte Sinai en Nueva York se propusieron desarrollar un metanálisis observacional del tema.

El trabajo publicado en la revista Jama, analizó los datos de 229.391 participantes de 15 estudios diferentes realizados entre 2001 y 2017. De ellos, 14 fueron prospectivos y uno de cohorte retrospectivo y en todos se buscó cuáles fueron los potenciales factores de riesgo que habían causado o contribuido a la manifestación de algún evento cardiovascular (DOI:10.1001/jamanetworkopen.2019.12200). 

Ocho de artículos seleccionados se llevaron a cabo en Estados Unidos, cinco en Europa, uno en Israel y uno en Australia y para establecer el nivel de optimismo de los pacientes se utilizaron diferentes herramientas diagnósticas, entre ellas el Minnesota Multiphasic Personality Inventory (MMPI), una de las pruebas de personalidad más usadas en salud mental; y el Life Orientation Test–Revised (LOT-R), un instrumento que ha sido objeto de numerosas investigaciones.

Los resultados revelaron que los sujetos calificados como optimistas tenían un 35% menos de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular y un 14% menos de morir por cualquier motivo que los pesimistas.

“Esto nos sugiere que la mentalidad positiva y negativa no solo afecta la calidad de vida, sino que también puede estar relacionada con la salud general. Cuanto más positivo sea un sujeto, mayor será la protección cardiovascular. Y no solo el corazón está cubierto: notamos que existe un vínculo directo con un sistema inmune fortalecido y una mejor función pulmonar”, comentó el doctor Alan Rozanski, autor principal del estudio.

“Afrontar la existencia desde una perspectiva positiva ayuda a reducir el cortisol, la hormona del estrés que controla la inflamación, el azúcar en la sangre y los niveles de presión arterial. El pesimismo, por el contrario, es capaz de afectar el organismo al aumentar los procesos inflamatorios y hacer más propensa a una persona a desarrollar anomalías metabólicas, las cuales pueden provocar muerte prematura”. 

Pese a que aún no se conocen cabalmente los mecanismos que permiten incorporar conductas saludables en los seres humanos, uno de los modelos más influyentes es la teoría de la autodeterminación, la cual propone “que la satisfacción de las necesidades psicológicas básicas permite alcanzar una verdadera motivación intrínseca para lograr un funcionamiento óptimo y el desarrollo del máximo potencial personal, incluyendo la adquisición de cambios de estilo de vida. De hecho, varias intervenciones médicas basadas en este esquema favorecen la abstinencia prolongada de tabaco, la mantención de pérdida de peso y el aumento de actividad física, todos elementos claves para la prevención de la ECV” (DOI.org/10.4067/S0034-98872014001000012).

Para el doctor Rozanski y su equipo esta nueva investigación representa una tendencia creciente en medicina que busca fusionar la psicología positiva con la promoción de la salud. “Tenemos que definir los mecanismos de comportamiento biológico subyacentes a esta asociación y evaluar el beneficio potencial de intervenciones diseñadas para promover el optimismo o reducir la actitud pesimista, lo cual sería de gran ayuda en la creación y formulación de mejores programas de rehabilitación cardíaca para pacientes que han sufrido algún evento cardiovascular”. 

La evidencia revisada sustenta la idea de que un funcionamiento psicológico saludable, y no sólo la ausencia de factores psicológicos negativos, puede tener importantes beneficios cardiovasculares, lo que ofrece nuevas perspectivas para la prevención y manejo de enfermedades que determinan gran morbimortalidad y costos. 

Al ser uno de los activos psicosociales que tiene el potencial de extender la esperanza de vida y, lo mejor de todo, que se puede modificar y educar usando técnicas o terapias relativamente simples, vale la pena preguntarse si a futuro se transformará en una herramienta sanitaria para promover el autocuidado y el bienestar integral.

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XVII Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Hipertensión Arterial

30 Octubre 2019

En paralelo a este encuentro se realizará el VI Congreso de la Sociedad Centroamericana de HTA y Prevención Cardiovascular (SCCH) y el...

Destacado Galería Multimedia

Jornada internacional de medicina familiar

04 Septiembre 2019

En Carmelitas Center se realizó la undécima versión de este encuentro científico, organizado por la Sociedad Paraguaya de Medicina Fa...

Puesta al día en infectología

30 Agosto 2019

Los doctores Pamela López y Alfredo Arriola expusieron en la 4ª reunión científica de 2019 de la Sociedad Paraguaya de Infectología....