SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/los-limites-de-la-longevidad.html
12 Julio 2021

Los límites de la longevidad

Algunos especialistas argumentan que la enfermedad y el deterioro celular llevan a un punto máximo la esperanza de vida, otros sostienen que no existen fronteras.

Pese a los avances de la medicina, el envejecimiento es el principal factor de riesgo para adquirir patologías mortales. De acuerdo con estimaciones de la OMS, la cantidad de personas que sufren enfermedades asociadas a la edad, como cáncer y trastornos neurodegenerativos, se duplicará en los próximos 15 años.

En países occidentales y potencias emergentes, la eficiencia de los tratamientos y métodos preventivos aumenta la esperanza de vida, sin embargo, el crecimiento de este grupo etario no solo dificulta su gestión, sino que plantea dudas sobre los reales beneficios de vivir más. ¿Podemos permitirnos ser más longevos?, es la pregunta que la ciencia intenta responder.

Superar la barrera de los 100 años es una excepcionalidad en la historia del ser humano. Hace apenas dos siglos, alcanzar los 40 era visto como una rareza y algunos lo consideraban un obsequio de los dioses. Pero el desarrollo del conocimiento empuja cada vez más el límite. Ocurre con fuerza desde fines del siglo XIX y parece no detenerse.

La ONU proyecta para 2050 un incremento de la proporción de la población con 60 o más años, detallando que, aunque la expectativa de vida tiende a ser más alta en las economías avanzadas, crece a mayor velocidad en los mercados emergentes.

La esperanza media de vida de un país es un indicador clave no solo del estado de salud de la población, sino también de factores económicos y sociales que, en su conjunto, explican por qué mujeres y hombres alcanzan una edad determinada. Analizar adecuadamente este parámetro no es sencillo, ya que involucra una serie de variables incluso dentro de un mismo territorio, las que deben ser consideradas al momento de diseñar estrategias sanitarias [1].

En Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Francia y Alemania sus habitantes son cronológicamente longevos, pero más jóvenes desde una perspectiva biológica. Se alejan del día en que nacieron, pero también de su probable fecha de fallecimiento, lo que supone otros retos como la integración, contribución a la sociedad, desigualdades, soledad, abandono y discriminación.

Vivir hasta los 80 años es cada vez más común y todo indica que hacerlo hasta los 100 será, en el corto plazo, algo habitual. Según académicos de la Universidad de Washington, medio millón de personas sobrepasa el siglo de vida y, aunque aún son pocos, los supercentenarios o individuos que superan los 110 son parte de un grupo que paulatinamente gana espacio. La longevidad extrema, concluyen en un estudio publicado en la revista Demographic Research [2], seguirá aumentando y es posible que en 2100 las personas alcancen los 130 años.

Utilizando la base de datos internacional sobre longevidad, creada por el Instituto Max Planck de Investigación Demográfica (Alemania), estimaron que la probabilidad de que una persona viva 124, 127 y 130 años es de 99%, 68% y 13%, respectivamente. “Las posibilidades de alcanzar estos números depende del aumento de los supercentenarios. Con una población en constante expansión, no es algo imposible”, coinciden.

¿Este proceso incluye la calidad de vida? Las opiniones son distintas. Al cáncer y trastornos neurodegenerativos se suma una larga lista de enfermedades que afectan a las personas mayores: artrosis, diabetes, problemas auditivos y visuales, osteoporosis, arterioesclerosis, hiperplasia benigna de próstata, accidente cerebrovascular e infarto agudo de miocardio. A medida que se envejece, aumenta la probabilidad de experimentar varias al mismo tiempo. Son los síndromes geriátricos, principal causa de diversidad funcional.

Con la investigación en curso, perspectivas de descubrimientos y el número relativamente pequeño de personas que han alcanzado de manera verificable los 110 años o más, los expertos debaten sobre los límites de la longevidad. Mientras algunos argumentan que la enfermedad y el deterioro celular llevan a un punto máximo la esperanza de vida, otros sostienen que no existen fronteras.

En 2017, un equipo de la Escuela de Medicina Albert Einstein (Estados Unidos) concluyó que los humanos ya habían alcanzado un límite fijo de esperanza de vida: 115 años [3]. “Necesitarías 10 mil mundos como el nuestro para tener la posibilidad de encontrar a alguien que cumpla 125. Gracias al aumento en la expectativa de vida, la población está llegando a su máximo y resulta utópico pedir más”, asegura el doctor Jan Vijg, autor principal.

En base a un análisis estadístico, el facultativo cree que el caso de Jeanne Calment, quien falleció en 1997 a la edad de 122 años, estableciendo el récord de longevidad, no es más que la excepción a la regla. “El promedio de la edad máxima reportada al momento de morir no ha aumentado en aproximadamente dos décadas. Los múltiples factores involucrados en el ciclo vital explican por qué la duración de la vida humana es limitada”, argumenta. 

La OMS explica que los entornos físicos y sociales son determinantes, en particular las viviendas, vecindario y comunidades, al igual que características propias como el sexo, etnia o nivel socioeconómico. Todos influyen en el envejecimiento desde una etapa embrionaria. 

Para que este proceso sea saludable, las principales recomendaciones son realizar actividad física de forma periódica, llevar una dieta equilibrada y evitar el consumo de tabaco y alcohol. Incluso, varias investigaciones sugieren un fuerte vínculo entre felicidad y longevidad. Una de ellas, liderada por la University College of London, asegura que mujeres y hombres que se declaran en ese estado viven, como promedio, diez años más que aquellos insatisfechos. Cada enfoque constituye un pilar de las estrategias sanitarias destinadas a mejorar la calidad y esperanza de vida.

Si las personas mayores pueden vivir en buena salud y un entorno propicio, encontrarán oportunidades para contribuir en la sociedad, estudiar, viajar o recrearse. Por el contrario, si ese periodo se caracteriza por el declive de la capacidad física y mental, su valoración es menor.

¿Qué hacer con esos años adicionales? Según el filósofo inglés, Thomas Hobbes (1588-1679), las generaciones mayores deben conquistar el tiempo que la medicina gana para ellos. “Si hay algo peor que vivir una vida solitaria, pobre, ruin, tosca y breve, es vivir una vida solitaria, pobre, ruin, tosca y… larga”.

Referencias
[1] Bilal U, Hessel P, Perez-Ferrer C, et al. Life expectancy and mortality in 363 cities of Latin America. Nat Med. 2021 Mar;27(3):463-470.
[2] Pearce M, Raftery A. Probabilistic forecasting of maximum human lifespan by 2100 using Bayesian population projections. DemRes. 2021 Jun; 44; 52(1271–1294).
[3] Vijg J, Le Bourg E. Aging and the Inevitable Limit to Human Life Span. Gerontology. 2017;63(5):432-434.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XXVIII Congreso interamericano de cardiología

09 Junio 2021

En este congreso hemos apostado todo y está representado por cada consejo de las especialidades cardiovasculares en diferentes mesas cie...

Destacado Galería Multimedia

Congreso interamericano de prevención cardiovascular

20 Noviembre 2020

El encuentro virtual organizado por las Sociedades Interamericana de Cardiología (SIAC) y Ecuatoriana de Cardiología Núcleo Pichincha ...

III Curso de cirugía endoscópica

22 Septiembre 2020

El Departamento de Cirugía Endoscópica de la Sociedad de Cirujanos está organizando su tercer curso internacional de la especialidad, ...