SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/heimlich-el-medico-tras-la-maniobra.html
19 Julio 2021

Heimlich, el médico tras la maniobra

La vida del creador de la compresión abdominal, técnica aplicada en primeros auxilios y clave en casos de asfixia, estuvo marcada por fuertes experiencias y críticas de sus colegas.

De acuerdo con cifras del Centro Nacional de Estadísticas de Salud, en 1972 la asfixia por atragantamiento alcanzaba, con más de cuatro mil casos, la sexta causa de muerte accidental en Estados Unidos. Como en general afecta a adultos que no mastican adecuadamente mientras consumen carne, también se le conoce como “la enfermedad del filete de res”, aunque muchas de sus potenciales víctimas son lactantes que llevan objetos extraños a su boca.

Alertado por lo que la prensa de la época describía como una epidemia, Henry Heimlich (1920 – 2016) se propuso resolver el problema con sus propias manos. Y el resultado fue así de literal, porque inventó una maniobra que, se cree, ha salvado desde 1974, cuando se presentó por primera vez, más de 100 mil vidas solo en su país. Pese al impacto, la técnica encontró detractores y la figura del médico, quien impulsó otros importantes avances, cayó en desgracia. Esta es parte de su historia.

Heimlich, nacido en Wilmington, un pequeño pero autónomo centro poblacional del área metropolitana de Filadelfia, se graduó de la Universidad de Cornell. En 1943, obtuvo un doctorado en medicina en el Instituto Weill Cornell Medical College y se especializó en cirugía. Antes de titularse, durante un viaje a Nueva York, sufrió un accidente que, como reconoció años más tarde, marcó su carrera.

Parte del ferrocarril en que se desplazaba descarriló y varios vagones volcaron sobre un lago, atrapando a un pasajero por sus piernas. Evitó que se ahogara, sosteniendo a flote su cabeza por más de una hora hasta la llegada del equipo de rescate: “le salvaste la vida”, escuchó de los paramédicos.

No pudo hacer lo mismo cuando, siendo parte de la Armada en la guerra de Vietnam, vio morir a un soldado con una herida de bala en el pecho mientras lo operaba. Sin embargo, al notar que en muchos de estos casos los heridos fallecían por excesiva presión sobre los pulmones debido a la acumulación de sangre, diseñó la válvula de drenaje torácico o válvula de Heimlich, dispositivo ampliamente utilizado en las unidades de cuidado intensivo. A pesar de que integrantes de estos equipos aseguran que el invento es clave en el manejo de millones de cuadros graves, la técnica que inmortalizó el apellido fue la compresión abdominal para desbloquear la tráquea.

Es sencilla y puede ser realizada por cualquier persona capacitada para brindar primeros auxilios. La dificultad está en el tiempo: en tres minutos la falta de oxígeno en el cerebro puede producir daños irreversibles y muerte. Heimlich sostenía que los pulmones mantenían una reserva de aire y una compresión en el lugar adecuado lo empujaría hacia arriba. Esto, a su vez, expulsaría con fuerza el objeto o comida atrapada.

“Abraza a la persona desde atrás con los dos brazos. Agarra tu pulgar con la mano y ciérrala en forma de puño. Luego apoya el puño con el pulgar sobre el abdomen, en un punto a media distancia entre el ombligo y el final del esternón. Pon la otra mano encima y aprieta con fuerza hacia arriba y hacia adentro. Una vez hecha la maniobra, revisa si el afectado evacuó el objeto que lo estaba asfixiando. Si no es así, repítela”, explicó innumerables veces. Su trabajo, resultado de la experimentación con animales en el Hospital Judío de Cincinnati, fue la base de cientos de artículos científicos sobre lo que denominó presión subdiafragmática [1]. También de su autobiografía, “Las maniobras de Heimlich: Mis setenta años de innovación”, publicada en 2014.

Se han descrito algunas complicaciones como fracturas costales y perforaciones gástricas o esofágicas [2], consideradas secundarias frente al riesgo vital. “Estoy seguro que la técnica salva vidas y quiero que se use y preserve. Tuve la idea de escribir un libro para que la gente tenga la información correcta”, sostuvo durante la presentación del texto, en clara referencia a sus múltiples detractores.

Para algunos colegas, se trataba de un truco poco científico, inseguro y difícil de realizar. En tanto, la Cruz Roja sugería que el procedimiento ganaba eficiencia si, como ya se llevaba a cabo, se daban palmadas fuertes en la espalda, metodología que contradice las posturas de Heimlich.

Dolido, envió la información a la prensa y, poco después, las cartas con agradecimientos llenaban su buzón. Finalmente, fue aprobada por la Asociación Médica Americana, en un artículo que acuñó el apellido.

Pese a la publicidad y respaldo de varias celebridades que sobrevivieron a asfixia, la Cruz Roja y la Asociación Estadounidense del Corazón, solo la aconsejan como una segunda opción después de dar cinco golpes en la espalda. “Esto fuerza más hacia abajo al objeto atorado y hace difícil su expulsión”, refutaba Heimlich.

Ambas organizaciones tampoco estuvieron de acuerdo en usarla para expulsar agua de los pulmones y el tratamiento del asma, fibrosis quística e infarto agudo de miocardio, aplicaciones que el cirujano nunca dejó de defender. Todas estas discrepancias despojaron a la maniobra de su apelativo, denominándose simplemente compresión abdominal. La propia autoría no está exenta de controversia, ya que un fallecido colega, Edward Patrick, afirmó ser su coinventor.

Poco antes de morir practicó su maniobra por última vez, rescatando a una compañera de residencia para personas mayores, donde pasó sus últimos años. “Lo único que necesito es que las personas cuyas vidas han sido salvadas recuerden mi nombre”, dijo en una de sus últimas apariciones en los medios de comunicación. Falleció a los 96 años en el Christ Hospital de Cincinnati, tras sufrir un infarto agudo de miocardio. Su legado, quiérase o no, sigue vivo.

Referencias
[1] Heimlich HJ, Uhley MH, Netter FH. The Heimlich maneuver. Clin Symp. 1979;31(3):1-32.
[2] Cecchetto G, Viel G, Cecchetto A, et al. Fatal splenic rupture following Heimlich maneuver: case report and literature review. Am J Forensic Med Pathol. 2011 Jun;32(2):169-71.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XXVIII Congreso interamericano de cardiología

09 Junio 2021

En este congreso hemos apostado todo y está representado por cada consejo de las especialidades cardiovasculares en diferentes mesas cie...

Destacado Galería Multimedia

Congreso interamericano de prevención cardiovascular

20 Noviembre 2020

El encuentro virtual organizado por las Sociedades Interamericana de Cardiología (SIAC) y Ecuatoriana de Cardiología Núcleo Pichincha ...

III Curso de cirugía endoscópica

22 Septiembre 2020

El Departamento de Cirugía Endoscópica de la Sociedad de Cirujanos está organizando su tercer curso internacional de la especialidad, ...