SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/farmacologia-de-alto-impacto.html
08 Abril 2019

Farmacología de alto impacto

Las terapias innovadoras que actualmente se introducen en todo el mundo son el resultado de esfuerzos compartidos, cuyos resultados logran traspasar con creces el ámbito estrictamente sanitario.

Los desafíos de la medicina son crecientes y, considerando la naturaleza y evolución de la humanidad, interminables. Es una ciencia sin descanso, una carrera de largo aliento sin una meta en el horizonte. Su mérito, como todo en la vida, es avanzar pese a los obstáculos y numerosas incógnitas que surgen en el camino.

Para lograr sus objetivos, se requiere de esfuerzos compartidos, equipos multidisciplinarios y disciplinas que asuman un rol clave. Es aquí donde la farmacología juega un papel trascendental y se convierte en una pieza determinante en la compleja búsqueda de medicamentos que garanticen la salud de las personas, mediante terapias innovadoras que entreguen una alternativa eficiente, segura y de calidad en comparación a los tratamientos convencionales.

Cuando una persona toma un medicamento para sanar una enfermedad y mejorar su calidad de vida, se marca un punto final, o de inicio según se mire, de todo un proceso de investigación que requirió miles de horas trabajo y múltiples estudios para comprobar la efectividad del principio activo.

Esa labor ha traído frutos, ya que durante los últimos años se han materializado importantes avances, hasta hace poco impensados, en el manejo de patologías graves y frecuentes. Muchas enfermedades letales son ahora crónicas y los pacientes que las padecen tienen una expectativa de vida que incluso se puede equiparar con la población general.

Los antirretrovirales para tratar el VIH/Sida, la creación de los anticuerpos monoclonales humanizados, las vacunas y nuevas terapias para abordar la hepatitis C o contra el cáncer son ejemplos concretos que grafican el desarrollo de la medicina y la contribución de la farmacología.

A partir de ahí han surgido con fuerza conceptos como la medicina de precisión o personalizada, los cuales se fundamentan en la adaptación preventiva, diagnóstica, médica y farmacológica al perfil individual de cada persona, considerando las características genómicas y moleculares de la enfermedad y la información clínica del paciente. 

Este enfoque integrativo es otra prueba de un desarrollo que también incluye las terapias génicas o celulares. El principal motor de este progreso es la investigación biomédica, calculándose que actualmente más de 6.300 estudios se encuentran en curso, incluso en fases clínicas. De ellos, cerca del 12 por ciento apuntan a elaborar medicamentos huérfanos, respondiendo a una necesidad de la salud pública de abordar las enfermedades raras. La inversión en innovación, solo de la industria farmacéutica, superaría los 132 mil millones de euros a nivel global, todo un reto si se toma en cuenta que apenas una de cada diez mil moléculas que se empieza a investigar termina convertida en un tratamiento disponible para los pacientes.

Tres de cada cuatro proyectos de investigación en fase clínica y la mitad de los medicamentos aprobados en Europa en 2018 (42 de 84) se califican como terapias revolucionarias, diseñadas en base a mecanismos de acción no empleados anteriormente para una enfermedad concreta.

Los ensayos clínicos son cada vez más complejos y generan mayores exigencias, pero los resultados son positivos. Los fármacos originados a partir de estos estándares muestran su eficacia desde el diagnóstico de la patología. Un ejemplo de este modelo es la identificación de mutaciones para el cáncer de pulmón, lográndose hasta hoy connocer 12 variantes genéticas clínicamente relevantes en personas con adenocarcinoma pulmonar. La evolución de la caracterización molecular y las terapias dirigidas han permitido reducir un 37 por ciento la mortalidad en este tipo de cáncer en los últimos 40 años. Lo mismo ha ocurrido con el cáncer de mama, ya que sus tasas de supervivencia se han elevado hasta un 81,8 por ciento en Europa.

En este escenario, las terapias génicas e inmunológicas no resisten cuestionamientos, no se pueden relativizar. Los costos tampoco están en discusión. Especialistas han confirmado que el ahorro para los sistemas sanitarios y las estructuras productivas de los países es enorme. Y es que el aporte en términos económicos de estos fármacos suele pasar inadvertido, pues sus beneficios recién se hacen patentes en el mediano y largo plazo. Incluso, debido al paso del tiempo, no siempre este ahorro a las estructuras económicas de los países se asocia a las nuevas terapias.

Con frecuencia se generan debates en torno a los costos de un medicamento innovador para los sistemas sanitarios, sin reparar en la rentabilidad en cascada que se genera al evitar hospitalizaciones, disminuir las consultas, rebajar el ausentismo laboral, incrementar la adherencia, optimizar la productividad y reducir la carga de cuidados a un enfermo a nivel familiar.

Numerosos estudios internacionales evidencian con argumentos sólidos que los nuevos fármacos son una inversión y no un gasto. Al menos, en el “Viejo Continente”, por cada euro que se invierte en nuevos medicamentos el sistema público de salud puede ahorrar entre dos y ocho euros. Cada año de esperanza de vida sumado, representa cuatro puntos de ganancia para las economías europeas.

En esclerosis múltiple las terapias innovadoras que se han introducido en España han reducido los costes sanitarios directos de un 64 por ciento, con un ahorro de 2.595 euros por paciente. Mientras tanto, los tratamientos oncológicos implementados en Estados Unidos, entre 1989 y 2005, evitaron 1,55 millones de días de hospitalización en 2013 y supusieron una reducción de costes de 4.800 millones de dólares.

En pleno siglo XXI, los adelantos de la medicina son innegables, sin embargo, los pasos futuros son casi tan grandes como los que han quedado atrás. La gran diferencia radica en que investigadores, científicos y médicos pueden avanzar con propiedad, empoderados por la evidencia y la rentabilidad económica y social que representan terapias y fármacos que un día solo se soñaban, pero que hoy son realidad.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XVII Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Hipertensión Arterial

30 Octubre 2019

En paralelo a este encuentro se realizará el VI Congreso de la Sociedad Centroamericana de HTA y Prevención Cardiovascular (SCCH) y el...

Destacado Galería Multimedia

Jornada internacional de medicina familiar

04 Septiembre 2019

En Carmelitas Center se realizó la undécima versión de este encuentro científico, organizado por la Sociedad Paraguaya de Medicina Fa...

Puesta al día en infectología

30 Agosto 2019

Los doctores Pamela López y Alfredo Arriola expusieron en la 4ª reunión científica de 2019 de la Sociedad Paraguaya de Infectología....