SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/evidencia-cientifica-que-derriba-mitos.html
10 Diciembre 2018

Evidencia científica que derriba mitos

Comisión de expertos publicó una investigación que concluye que la migración no constituye riesgos para la salud pública. Postulan implementar estrategias inclusivas y terminar con la discriminación.

Una revisión publicada por The Lancet derriba un controversial mito sanitario de los últimos años. Se trata del trabajo más completo realizado hasta la fecha sobre la migración y sus eventuales riesgos para la salud pública: los resultados son contundentes.

El estudio, desarrollado por 20 expertos de 13 países, asegura que los inmigrantes no son portadores de enfermedades ni representan una carga para los servicios de salud (doi: 10.1016/S0140-6736(18)32114-7).Tampoco dañan las economías, restándole así validez a todas las políticas basadas en estos argumentos para prohibir su entrada o impedir un acceso igualitario a los sistemas asistenciales.

Es más, la investigación sostiene que los inmigrantes contribuyen más a las arcas estatales de lo que reciben a cambio y que sus tasas de mortalidad en la mayoría de las patologías son más bajas que las de la población general.

En los países de altos ingresos, las personas que cruzaron fronteras en busca de mejores oportunidades sociales o económicas muestran tasas de mortalidad menores en comparación a la población del lugar donde se asientan. Esto en enfermedades cardiovasculares, del sistema nervioso, digestivas, endocrinas, neoplasias, respiratorias, trastornos mentales y conductuales. Según la revisión, no existe asociación sistemática entre migración e importación de patologías infecciosas. Incluso el riesgo de transmisión a las poblaciones de acogida es generalmente bajo.

Las políticas restrictivas implementadas por algunos gobiernos, en base a suponer lo contrario, pierden su base frente a la evidencia científica. “En demasiadas naciones, el tema de la migración se usa para dividir sociedades y promover una agenda populista. Con mil millones de personas en movimiento que hay actualmente, el aumento de la población en muchas regiones del mundo y las crecientes aspiraciones de una nueva generación de jóvenes, la migración no desaparecerá”, comentó Richard Horton, editor de The Lancet. Para él, los inmigrantes contribuyen más de lo que cuestan y la manera en que se dé forma a su salud y bienestar afectará a las sociedades y las generaciones futuras.

El análisis concluye que este fenómeno social, generalmente motivado por crisis políticas o humanitarias, no altera las economías internas ni supone una carga para los servicios de salud. “Al contrario, es más probable que estas personas refuercen los servicios brindando atención médica, enseñando a los niños, cuidando a las personas mayores y apoyando los servicios de personal insuficiente”.

En las economías avanzadas, cada aumento del uno por ciento en los migrantes en la población adulta incrementa el Producto Interior Bruto (PIB) por persona hasta en dos por ciento. Durante 2017, estas personas enviaron cerca de 613 mil millones de dólares a sus familias de origen, por lo tanto, aportan al dinamismo de la economía global. “La mayoría de los migrantes en países de altos ingresos son estudiantes que pagan por su educación o trabajadores que son contribuyentes”, agregó Horton.

En España, por ejemplo, Pablo Iglesias, técnico de incidencia política de Médicos del Mundo, se refirió al uso de los servicios sanitarios. “Los inmigrantes suponen entre un 23 y 31 por ciento menos de gasto medio que un español. Numerosos análisis han demostrado que las personas que llegan a España tienen normalmente un buen estado de salud, mejor que la media. Estas personas, además, tienen que afrontar un proceso extremadamente duro y la mayor parte de ellos son muy jóvenes y con muy buen estado de salud”.

Para esta asociación independiente, que trabaja para hacer efectivo el derecho a la salud para todas las personas, especialmente para las poblaciones vulnerables, excluidas o víctimas de catástrofes naturales, hambrunas, enfermedades, conflictos armados o violencia política, muchos inmigrantes sienten miedo o preocupación de ser discriminados asistencialmente.

En este escenario y con todos estos datos sobre la mesa, la comisión de expertos que efectuó la revisión solicitó a los gobiernos que mejoren el acceso de los inmigrantes a los servicios de salud y refuercen su derecho a la atención sanitaria. “Los límites al acceso para la atención sanitaria y la restricción de la entrada basada en su estado de salud son cada vez más comunes. De hecho, 35 países han impuesto algún tipo de prohibición de viajar a las personas con VIH. Esto no es necesario, bajo ningún punto de vista”, señalaron en The Lancet.

Los autores coinciden en que una estrategia inclusiva es esencial para reducir los costes asociados con cualquier carga de enfermedad evitable en estas poblaciones. “No crear sistemas de salud que integren a las poblaciones migrantes podría resultar más costoso para las economías nacionales y la salud global que las modestas inversiones necesarias para proteger el derecho a la salud de los migrantes y garantizar que puedan ser miembros productivos de la sociedad”, subrayó el profesor Ibrahim Abubakar.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XVII Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Hipertensión Arterial

30 Octubre 2019

En paralelo a este encuentro se realizará el VI Congreso de la Sociedad Centroamericana de HTA y Prevención Cardiovascular (SCCH) y el...

Destacado Galería Multimedia

Jornada internacional de medicina familiar

04 Septiembre 2019

En Carmelitas Center se realizó la undécima versión de este encuentro científico, organizado por la Sociedad Paraguaya de Medicina Fa...

Puesta al día en infectología

30 Agosto 2019

Los doctores Pamela López y Alfredo Arriola expusieron en la 4ª reunión científica de 2019 de la Sociedad Paraguaya de Infectología....