SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/estres-y-salud-bucodental.html
27 Agosto 2018

Estrés y salud bucodental

El bruxismo es un problema que forma parte de la vida moderna, con alta prevalencia e incidencia, de causa multifactorial y contradictoria que ha motivado diversas investigaciones para su correcto abordaje y tratamiento. 

Aunque algunos expertos lo califican como una pandemia de las sociedades modernas, el estrés se define como una reacción fisiológica, en la que varios mecanismos de defensa se activan para entregar protección ante una situación percibida como amenazante o de demanda incrementada.

Se trata de una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, que posee elementos emocionales y físicos. El problema radica en que, bajo determinadas circunstancias y en ciertos modos de vida, puede producirse una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo, desencadenando la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano.

Además de dolor de cabeza, cansancio, malestares estomacales y sensación de saturación, el estrés produce serios problemas en la salud bucal. Las personas que están bajo estrés emocional tienden a abandonar hábitos saludables, a tomar alimentos azucarados, fumar, beber más alcohol; se olvidan del cepillo e hilo dental, lo que promueve el crecimiento de bacterias; y comienzan a apretar y rechinar los dientes inconscientemente. 

Este acto inconsciente, conocido como bruxismo, es muy difícil de controlar. Si bien no es un trastorno peligroso, puede causar lesiones dentales permanentes, dolor molesto en la mandíbula, en la cabeza y los oídos.

Posee dos manifestaciones circadianas distintas: el bruxismo nocturno o del sueño (BS), asociada a micro despertares, con manifestaciones musculares que inducen a rechinamiento dental; y el bruxismo diurno o de vigilia (BV), actividad semiconsciente que se produce al estar despierto, de la cual su manifestación preponderante es el apretamiento dentario.

“Dependiendo de la etiología, debemos clasificar al paciente”, explica el cirujano dentista de Clínica Bupa Antofagasta, Mauricio Bermúdez Veneros.

Inicialmente se creía que tenía su origen en interferencias oclusales o por morfología dental alterada. Sin embargo, la evidencia científica indica que es causado por una combinación de factores genéticos y ambientales. (DOI: 10.11607/ijp.4126)

El estrés, la ansiedad y la depresión son factores de riesgo muy comunes e influencian estas vías en el BV; mientras que sustancias psicoactivas y desórdenes del sueño, como apneas, síndrome de movimiento de las extremidades y ronquidos, están asociados con la BS.

“El bruxismo tiene síntomas y signos que son palpables, tanto en la parte muscular como en la zona maseterina y zona temporal. Puede llevar a que la persona sienta dolor en toda la cabeza, sobre todo en el pabellón auricular. Esta afección causa dolores musculares irradiados a la parte cervical y a la espalda, así como ciertos desgastes en las estructuras dentarias e incluso fracturas de éstas. También es común la hipersensibilidad generalizada”.

La prevalencia real es muy difícil de establecer, sobre todo cuando el individuo bruxa exclusivamente durante las noches, ya que en la mayoría de los casos el paciente no es consciente de esta actividad. Sin embargo, se estima que alcanza entre un 15 a 20% de la población, sin discriminar edad, sexo u ocupación. 

Prevenir el bruxismo es muy complejo, debido a que uno de los parámetros es el control del estrés y la ansiedad de las personas. “Es por eso que para tener regulada esta patología se necesita de un trabajo multidisciplinario con odontólogos, psicólogos, y kinesiólogos para así disminuir la intensidad de los signos y síntomas que ocasiona”.

Actualmente, existen distintos tratamientos para solucionar este problema. El método mayormente empleado a nivel mundial es la confección de férulas oclusales o miorelajantes para evitar el contacto de los dientes superiores e inferiores; o realizar tratamientos con ortodoncia en caso de que el bruxismo esté provocado por una mala colocación de los dientes.

“Para reducir los molestos dolores, desde la parte dental, generamos planos orgánicos y placas de relajación para evitar el desgaste de piezas dentarias y la contracción muscular mantenida de las piezas dentales. También nos apoyamos con fisioterapeutas y psiquiatras, para ayudar al paciente a reducir el dolor y afrontar de mejor manera la tensión física y emocional”. 

La terapia periodontal no sólo pasa por atacar a las bacterias, sino también por controlar la inflamación producida por cómo el paciente responde y afronta las situaciones de estrés en su diario vivir. 

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XVII Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Hipertensión Arterial

30 Octubre 2019

En paralelo a este encuentro se realizará el VI Congreso de la Sociedad Centroamericana de HTA y Prevención Cardiovascular (SCCH) y el...

Destacado Galería Multimedia

Jornada internacional de medicina familiar

04 Septiembre 2019

En Carmelitas Center se realizó la undécima versión de este encuentro científico, organizado por la Sociedad Paraguaya de Medicina Fa...

Puesta al día en infectología

30 Agosto 2019

Los doctores Pamela López y Alfredo Arriola expusieron en la 4ª reunión científica de 2019 de la Sociedad Paraguaya de Infectología....