SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/diversidad-emocional-y-bienestar.html
04 Febrero 2019

Diversidad emocional y bienestar

Reconocer, comprender, aprender a llevar y transformar las emociones sería clave para alcanzar un pensamiento inteligente y una buena salud mental.

La diversidad es un concepto que puede tener diferentes significados y se adapta a las circunstancias y al sentido que las personas le van dando a través del tiempo. Los elementos que la integran, muchas veces, opuestos y contradictorios le asignan un conjunto de funciones y roles, que engloban a la multiplicidad de la realidad o a la pluralidad de las realidades. 

En estos términos, se encontraría exenta de valores, de juicios sobre lo bueno o malo que pueda tener o generar, y de las motivaciones que la relacionan o que la llevan a desempeñar un papel u otro; y aludiría a la circunstancia de los sujetos de ser distintos. Es decir, la diversidad es tan normal como la vida misma: hay que acostumbrarse a vivir con ella y a trabajar a partir de ella.

Así como en la naturaleza, mientras más diferencia exista en un ecosistema más fuerte, rico y resistente será ese escenario frente a eventos negativos; en el plano de la salud mental, cuanto más heterogéneas sean las emociones, mayor será la flexibilidad, fortaleza y bienestar de una persona.

Esa emodiversidad ha sido definida como la capacidad que tiene un individuo para sentir una amplia gama de emociones y evitar que algunas –sobre todo, las que son más perjudiciales, como el estrés agudo, la ira o la tristeza- se instauren y dominen el ecosistema emocional.

Los psicólogos Mercè Conangla y Jaume Soler, creadores de la Fundació Àmbit Institut per al Creixement Personal de Barcelona, definieron la ecología emocional como “el arte de gestionar y transformar positivamente las emociones, con el propósito de lograr un equilibrio interior y, como resultado, una mejor calidad de vida, de relaciones y de entorno”.

A lo largo de la vida, cada individuo va construyendo y consolidando su arquitectura emocional, una suerte de edificio desde el cual edifica y diseña su existencia, la que resulta única y diferente a la de todas las demás personas. Aunque la estructura puede ser semejante, las vivencias e interpretaciones que cada cual realiza son lo que permite alcanzar la individualidad y sabiduría.

Para averiguar cómo se logra ese razonamiento inteligente y de qué manera influye sobre la salud física y mental de una persona, investigadores de la Universidad de Waterloo de Canadá examinó los estilos de razonamiento centrados en la emoción en 3.678 participantes durante cuatro años a través de distintas pruebas. 

A un grupo se le pidió, por ejemplo, que mantuviera diarios personales para expresar sus diferentes estados emocionales; mientras que a otro se los sometió a diversos test para valorar como influían esas emociones en sus respuestas y razonamientos.

Una vez tabulada la información, el profesor de psiquiatría Igor Grossmann y su equipo concluyeron que aquellos voluntarios que eran capaces de experimentar una mayor gama de emociones y que sabían cómo equilibrarlas, mostraban mejor capacidad para razonar inteligentemente y para anticipar acontecimientos futuros, que aquellos que eran más fríos emocionalmente. (DOI: 10.1037/xge0000543)

Esto porque la emoción es un estado afectivo, una reacción subjetiva al ambiente, que viene acompañada de cambios orgánicos –ya sean fisiológicos, conductuales y endocrinos- de manera natural, influidos por la experiencia. Cumple una función adaptativa, porque ayuda a dominar los desafíos de la vida cotidiana, al proporcionar el repertorio de comportamiento adecuado frente a diferentes situaciones.

“La aceptación de la realidad de las distintas emociones –tanto positivas como negativas- entendiendo que todas forman parte de la vida, contribuyen a que la persona sea más feliz, se acepte mejor y viva plenamente”, señalaron los autores. 

“El razonamiento inteligente no se alinea con regulaciones emocionales uniformes. La habilidad para reconocer la diversidad dentro de la experiencia emocional de un individuo podría no solamente promover la salud física y mental, sino también elevar el razonamiento sabio cuando se aprenden a manejar las experiencias emocionales personales”.

Una sola emoción sobredimensionada puede afectar la estabilidad psicológica, por eso para los autores la clave del bienestar emocional radicaría en no quedarse atrapados en las negativas, porque éstas siguen su curso natural ya que, por definición, son estados de corta duración.

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XVII Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Hipertensión Arterial

30 Octubre 2019

En paralelo a este encuentro se realizará el VI Congreso de la Sociedad Centroamericana de HTA y Prevención Cardiovascular (SCCH) y el...

Destacado Galería Multimedia

Jornada internacional de medicina familiar

04 Septiembre 2019

En Carmelitas Center se realizó la undécima versión de este encuentro científico, organizado por la Sociedad Paraguaya de Medicina Fa...

Puesta al día en infectología

30 Agosto 2019

Los doctores Pamela López y Alfredo Arriola expusieron en la 4ª reunión científica de 2019 de la Sociedad Paraguaya de Infectología....