https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/reportajes/del-virtuosismo-musical-a-la-distonia.html
04 Noviembre 2019

Del virtuosismo musical a la distonía

Sin importar el estilo o instrumento, todo músico está expuesto a padecer diversas afecciones, en especial, cuando existen largas horas de ensayo que exigen movimientos repetitivos.

Bien sabido es que tanto la piel como las articulaciones y los músculos, son zonas propensas a sufrir lesiones. Y en el caso de personas ligadas al oficio de la música, existe mayor facilidad de contraerlas. Esto, debido a factores como el peso del instrumento, una mala ejecución o postura, e incluso, llevar al máximo las capacidades del intérprete. 

En la década de los noventa, el libro “Tecnopatías de los músicos”, fue uno de los primeros textos en abordar este tema. En ese entonces, se mencionaba que al menos un 35% de los músicos padecía alguna patología relacionada con su actividad. Actualmente, y según cifras del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), se aproxima a un 75%.

José Santos, secretario general del CPFCM, advierte que existen ciertas afecciones asociadas a determinados tipos de instrumentos. “Quienes tocan el violín, el chelo o el piano, son más propensos a desarrollar dorsalgia, cervicalgia, lumbalgia o trastornos músculo-esqueléticos de los miembros superiores. Por otra parte, los que optan por la flauta corren el riesgo de padecer problemas de muñeca, dedos o distonía en los labios; y quienes practican el oboe, deben prestar especial atención ante una posible dilatación pulmonar o faringitis crónica”.

Sin ir muy lejos, un estudio realizado en 2009 a 450 músicos de Argentina, dio como resultado que el 53% de ellos había sufrido alguna vez cierto tipo de lesión a los músculos, tendones y articulaciones. El 22% fue debido a trauma y un 17% por distonía. Esto último se produce por una respuesta del cuerpo a una sobrecarga de trabajo muscular en situaciones de estrés y, por lo general, el músico lo asocia con la frustración por no lograr ejecutar ciertas composiciones.

Distonía focal en el músico

Las distonías se producen como una cocontracción sostenida e involuntaria de músculos agonistas y antagonistas, que puede causar torsión, movimientos involuntarios repetitivos o posturas anormales.

Para la distonía focal del músico (DFM, por sus siglas en inglés) se estima una prevalencia de 0,5 a 1%. En la serie de Jabusch y colaboradores, se describen 144 músicos profesionales con esta afección: 81% hombres y 19% mujeres, con una edad media de inicio de 33 años. Los instrumentistas más frecuentemente afectados son pianistas, guitarristas y violinistas. Diversos estudios epidemiológicos han planteado como posibles factores predisponentes el género femenino y la existencia de la historia familiar de la distonía, así como también antecedentes de lesión musculoesquelética o atrapamiento nervioso, rasgos obsesivos de personalidad y lesiones por sobreuso (DOI.org/10.1016/j.nrl.2010.09.019).

Un reciente informe publicado en Medscape (https://www.medscape.com/viewarticle/919669) sugiere que la distonía focal en el músico a menudo ocurre después de un factor desencadenante, tal como lo es un cambio en la técnica o un aumento en la práctica y que, muchos de ellos, padecen de neuropatía ipsilateral concurrente, particularmente neuropatía cubital, lo que sugiere que puede ser un factor de riesgo importante. Según la publicación, la MFD afecta al 1% y 2% de los músicos profesionales, siendo la forma más común, la distonía focal de la mano del músico (DFMM).

Durante el Congreso internacional de enfermedades de Parkinson y trastornos del movimiento, realizado en Francia, el doctor Christopher Stephen, neurólogo del Hospital General de Massachusetts, presentó los resultados de una revisión de 2649 registros de casos de músicos que consultaron a clínicas de salud que tratan a artistas. Estos fueron comparados con una cohorte de 532 pacientes no distónicos con atrapamiento del nervio cubital.

Sobre los resultados, el neurólogo comentó que “nos llamó la atención que la mayoría de los pacientes con DFMM (72,2%), informaron de un evento en específico antes de desarrollar la afección, entre ellas, se repitieron conceptos como mayor tiempo de práctica, nueva técnica, nuevo instrumento e, incluso, traumas y estrés emocional”.

En relación al abordaje, explicó que el 24,2%  de ellos recibió inyecciones de toxina botulínica. “El 30% de ellos tuvo mejoras, pero la mayoría interrumpió esta terapia debido a la falta de beneficios. Los medicamentos orales fueron mínimamente efectivos en el tratamiento de la distonía en la DFMM, pero sí ayudaron a tratar los temblores”.

De los 66 pacientes que tenían atrapamiento del nervio cubital ipsilateral y DFMM, 27 de ellos se sometieron a cirugía. La mayoría tuvo una mejora sustancial en los síntomas y signos de atrapamiento del nervio cubital, y una minoría tuvo una mejoría en la distonía. "Por lo tanto, podría sugerir que someterse a una cirugía, si existe atrapamiento del nervio cubital ipsilateral con distonía, podría ayudar a algunos pacientes a tener una mejora sustancial después de la cirugía, pero no en general".

“Cambiar a un instrumento diferente ayudó a algunos pacientes, pero, incluso entonces, con el tiempo también se desarrolló distonía”, concluyó durante el encuentro en Francia.

Medicina del arte

En entrevista para el diario español La Vanguardia, el doctor Jaume Rosset, especialista en medicina del arte en el Institut de Fisiologia i Medicina de l'Art -centro de referencia y pionero en el mundo en esta disciplina- aseguró que el 75% de los músicos padece alguna lesión a lo largo de su carrera. Y que un tercio de ellos cancelarán, eventualmente, actuaciones o interrumpirán su carrera.

“Tocar bien un instrumento implica la suma de muchos automatismos neurales. Una vez alcanzada la excelencia y el virtuosismo en un movimiento muy repetitivo, se puede acaecer un error neural; y ese error quedará también automatizado. Esto puede traer como consecuencias una carrera musical arruinada. A Robert Schumann le pasó en el tercer dedo de la mano derecha, y dejó el piano”.

Y es que, lamentablemente, existe un lado oscuro en el virtuosismo de la música.

Precisamente, Robert Schumann, uno de los grandes compositores de la música clásica, se casó con la hija de su maestro, la también talentosa pianista Clara Schumann, quien al quedar viuda tuvo que aumentar el número de actuaciones para mantener a los ocho hijos que tuvo con el fallecido intérprete. Debido a ello, la artista comenzó a experimentar fuertes dolores en el brazo, malestar que se volvió crónico y que terminó por alejarla del escenario. El primer diagnóstico fue reumatismo, pero pasado el tiempo, su padecimiento fue asociado a la sobreestimulación de sus músculos.

“Este caso demuestra de forma impresionante los factores estresantes con los que tuvo que lidiar una compositora de élite en el siglo XIX”, comenta Eckart Altenmüller, neurólogo e investigador del Instituto de Fisiología de la Música y Medicina de Músicos de Hannover, Alemania, en “el lado oscuro del virtuosismo”, indagación de su autoría en la que ha recopilado trabajos que describen los casos clínicos de músicos como Clara Schumann y Alexander Scriabin.

En la actualidad el abordaje se enfoca con múltiples estrategias, sin embargo, aún no se ha definido una forma de terapia específica. Existen principios generales que se combinan buscando mejoría sintomática. El enfoque es interdisciplinario, pudiendo incluir tratamientos farmacológicos, manejo con toxina botulínica, técnicas de reentrenamiento, apoyo emocional y ocupacional entre otras. 

Finalmente, lo que queda claro, es que la pasión por la música, a veces, va más allá que cualquier dolencia, y que siempre, el show debe continuar.

Por María Ignacia Meyerholz L. 

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XVII Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Hipertensión Arterial

30 Octubre 2019

En paralelo a este encuentro se realizará el VI Congreso de la Sociedad Centroamericana de HTA y Prevención Cardiovascular (SCCH) y el...

Destacado Galería Multimedia

Jornada internacional de medicina familiar

04 Septiembre 2019

En Carmelitas Center se realizó la undécima versión de este encuentro científico, organizado por la Sociedad Paraguaya de Medicina Fa...

Puesta al día en infectología

30 Agosto 2019

Los doctores Pamela López y Alfredo Arriola expusieron en la 4ª reunión científica de 2019 de la Sociedad Paraguaya de Infectología....