SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/entrevistas/nos-hemos-vuelto-mas-agresivos-a-la-hora-de-enfrentar-el-trauma-ocular.html
05 Agosto 2019

Dr. Giuseppe Miotto Montesinos:

“Nos hemos vuelto más agresivos a la hora de enfrentar el trauma ocular”

Para el presidente de la Asociación Panamericana de Trauma Ocular este cambio de actitud frente a un evento traumático ha permitido llegar a un mejor pronóstico visual en estos pacientes.

El trauma ocular se define como toda lesión originada por mecanismos contusos o penetrantes sobre el globo ocular y sus estructuras periféricas, que ocasiona daño tisular de diverso grado de afectación con compromiso de la función visual, temporal o permanente.

A nivel mundial, es el principal motivo de morbilidad oftalmológica y pérdida unilateral de la visión, de ahí que se considere como una de las causas más comunes de ceguera en jóvenes.

Se estima que en el planeta existen aproximadamente 1,6 millones de ciegos, más de dos millones de personas con baja visión bilateral y alrededor de 19 millones de casos con baja visión o ceguera bilateral por esta razón, lo que tiene un efecto limitante no solo para el individuo y su entorno más cercano, sino también para la sociedad, desde el punto de vista de los cuidados médicos, rehabilitación y costos socioeconómicos.

En el ojo las lesiones traumáticas dejan, muchas veces, secuelas que representan un déficit funcional. Si es la córnea el órgano lesionado, la cicatriz alterará la transparencia y la forma de su superficie; si es el cristalino, se originará una catarata; y si es la retina la lacerada, la visión quedará con compromiso.

Un experto en esta materia es el doctor Giuseppe Miotto Montesinos -médico de la Universidad de Cuenca y oftalmólogo de la Fundación Oftalmológica de Santander Carlos Ardilla Lulle (Foscal) de Colombia- que actualmente preside la Asociación Panamericana de Trauma Ocular (APTO), organismo internacional con más de 30 años de historia, que en las últimas dos décadas se ha encargado de posicionar este problema de salud a nivel regional. 

Para conversar sobre los desafíos terapéuticos en patologías traumatológicas oculares, el doctor Miotto conversó con SAVALnet en el marco del Primer Congreso latinoamericano, realizado en Chile. 

- Doctor, para comenzar, ¿cuáles son las principales preocupaciones de la Asociación Panamericana de Trauma Ocular que usted preside?

Dentro de las preocupaciones y objetivos de la Asociación Panamericana de Trauma Ocular (APTO) está el proveer un foro para el intercambio de ideas y experiencias en el campo de la ergonomía y traumatología del globo ocular y sus anexos; facilitar la cooperación en la creación, producción y distribución de programas de educación, para así crear estrategias preventivas en la comunidad. Se ha demostrado que la principal etiología del trauma ocular es la falta de protección. Entonces, nuestro deber es educar a través de los oftalmólogos a la población general respecto a que tomando medidas de protección en el trabajo y el hogar se pueden evitar muchos de los accidentes oculares que, al momento, estamos teniendo. 

- ¿De qué manera han potenciado y fomentado la investigación e intercambio científico en esta área?

Para cumplir con nuestro cometido, nos propusimos realizar eventos pequeños en coordinación con la Asociación Panamericana de Oftalmología, cursos de actualización y reuniones científicas en congresos, simposios y coloquios. En 2018, en el Congreso Panamericano de Oftalmología en Perú organizamos el Primer Simposio Latinoamericano de Trauma Ocular y lo mismo hicimos en Bucaramanga, Colombia. Hace poco, participamos en el Congreso Panamericano de Oftalmología en Cancún, lo que nos ha permitido posicionar este importante tema dentro de los colegas, tanto así que debutamos en Chile con nuestro Primer Congreso Latinoamericano, cuyo principal objetivo fue difundir en oftalmólogos generales y profesionales de la salud interesados todos los conocimientos que, hasta el momento, existen en el tema. Creemos que educando al oftalmólogo es posible alcanzar mejores resultados en nuestros pacientes. 

- ¿Cuál es la situación actual en Latinoamérica?

Sabemos que el trauma ocular es la tercera causa de ceguera irreversible en el mundo, luego de la retinopatía diabética y el glaucoma. Por tanto, Latinoamérica no escapa a esta realidad. Es una causa muy importante de ceguera binocular y monocular. En nuestros países, probablemente, se deben -en primer lugar- a los accidentes laborales, luego a los accidentes en el hogar y después a lesiones relacionadas con agresión y violencia.

- ¿Qué particularidades y desafíos presenta esta problemática en la región?

En el mundo entero, un paciente con un trauma ocular no está preparado para recibirlo. Generalmente, se trata de personas económicamente activas, en su mayoría varones que son sostén de familia, por lo que este accidente trasciende el plano de la persona, porque pasa a ser una condición que involucra a toda una familia. Por tal razón, tenemos que ser capaces de resolver y brindar el mejor pronóstico posible.

- ¿Cuáles han sido los aportes más relevantes para su abordaje?

La oftalmología ha tenido un avance espectacular. En las últimas dos décadas, la tecnología en esta área ha desarrollado innumerables adelantos en beneficio de las cirugías de cataratas, glaucoma y retina y, de alguna manera, estos adelantos han llegado al trauma ocular. Tanto así que, actualmente, con las técnicas modernas nuestros pacientes tienen mejores resultados que antes. Por otro lado, el Ocular Trauma Score (OTS), que es la escala mundial que se utiliza para la valoración del trauma, sigue vigente. Sin embargo, hoy existen otros factores pronósticos y muchos mitos que hemos ido derribando. Hace una década, por ejemplo, los ojos ciegos no se debían operar, porque no había mucho que ofrecer al paciente, con las tecnologías actuales eso ha cambiado. Pero, sin duda, lo que más ha variado es la actitud frente al trauma, pues nos hemos vuelto mucho más agresivos a la hora de atender y enfrentarlo. El tiempo es clave. Dejar pasar y esperar por una evolución sabemos que no funciona. 

- Estos traumas pueden afectar varias partes del globo ocular, ¿qué tan importante es que los especialistas estén actualizados en esta materia? 

Es primordial. El trauma ocular requiere especialistas en cada área. Si bien, existe un especialista en retina que, probablemente, va a ser quien maneje los traumas más complejos, creo que la vía lagrimal y los anexos oculares -hablamos de párpados, pestañas y conjuntiva- deben ser manejados por personas que estén capacitadas en esas áreas también. Dicho esto, en necesario recalcar que el oftalmólogo general debe estar capacitado para hacer esta tarea, porque cuando llega un ojo abierto, no hay tiempo para derivar. Por eso, debe saber suturar una herida cornal o escleral, tiene la obligación de hacerlo. Una vez cerrado el globo ocular, está en condiciones de realizar una interconsulta al especialista en el área, para brindar un pronóstico adecuado al paciente que, muchas veces, va a requerir más de una cirugía para alcanzarlo. 

- ¿Cómo nace la idea de organizar este congreso panamericano en Chile?

La Asociación Panamericana de Trauma Ocular, fundada por el doctor José Dalma, ha venido realizando cursos de capacitación durante muchos años. Con la llegada de profesionales jóvenes a la institución –como el doctor Hugo Ocampo de Colombia- se le ha dado un nuevo impulso. Fue así como en una reunión que tuvimos varios miembros de APTO en Lima, nació la idea de realizar esta actividad. En la ocasión decidimos que teníamos que trabajar para organizar un encuentro que nos permitiera posicionar un tema de relevancia a nivel mundial, idea que se concretó en Chile este 2019. 

- ¿Qué avances se dieron a conocer durante las jornadas académicas?

Más que avances específicos, quisimos relevar al trauma ocular como un tema primordial y lleno de desafíos. Cada uno de los expositores, profesionales y disertantes nos llevó a reflexionar sobre puntos específicos y críticos de esta problemática. En este encuentro, planteamos la posibilidad de establecer el Día Latinoamericano de Trauma Ocular para concientizar a la población; mostramos los avances del libro que estamos desarrollando; y presentamos una aplicación que se llama la OTSApp, creada por el doctor Hugo Ocampo de Colombia que permite al médico no oftalmólogo enfrentar emergencias oftalmológicas, recordando pasos para evaluar el ojo lesionado y guiando al médico a calcular el valor de la OTS que, finalmente, permite conocer objetivamente el pronóstico visual. 

- Por último, uno de los grandes temas de este congreso fue: la prevención. ¿De qué manera es posible alcanzarla?

La prevención es la clave en trauma ocular, porque el 90% de ellos son prevenibles. La forma de alcanzarla adecuadamente es educando al oftalmólogo para que él concientice a su círculo de influencia. Si somos capaces de convencer a cada oftalmólogo de Latinoamérica sobre esto, creo que el mensaje puede llegar muy lejos. Por eso, para nosotros era fundamental desarrollar un congreso de alto nivel académico y científico para ayudar a la labor diaria de los oftalmólogos. 

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XVII Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Hipertensión Arterial

30 Octubre 2019

En paralelo a este encuentro se realizará el VI Congreso de la Sociedad Centroamericana de HTA y Prevención Cardiovascular (SCCH) y el...

Destacado Galería Multimedia

Jornada internacional de medicina familiar

04 Septiembre 2019

En Carmelitas Center se realizó la undécima versión de este encuentro científico, organizado por la Sociedad Paraguaya de Medicina Fa...

Puesta al día en infectología

30 Agosto 2019

Los doctores Pamela López y Alfredo Arriola expusieron en la 4ª reunión científica de 2019 de la Sociedad Paraguaya de Infectología....