SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/entrevistas/muchas-veces-la-solucion-no-es-una-buena-receta-sino-brindar-tiempo-al-paciente.html
28 Marzo 2016

Dr. Carlos Akel Ananías:

“Muchas veces la solución no es una buena receta, sino brindar tiempo al paciente”

Con 54 años de su vida dedicada a la medicina y un notable compromiso con el quehacer médico y la docencia, el cardiólogo chileno visitó el país para compartir conocimiento en el primer EDUCARDIO 2016, organizado por la Sociedad Paraguaya de Cardiología.

Past presidente de la Sociedad Chilena de Cardiología, exprofesor de la Universidad de Chile y fellow del American College of Physicians, compartió con nosotros su parecer sobre el sentido de la medicina y lo que debe prevalecer como pilar de esta noble profesión, según su experiencia.

El vicepresidente de la Fundación Chilena de Cardiología dijo que lo más valioso que puede entregar el médico al paciente es tiempo de calidad en la atención en consultorio y, en ese sentido, destacó que eso es muchas veces más importante que una receta o un buen medicamento.

Dueño de un enorme cariño hacia la universidad y la enseñanza, como él mismo se definió, indicó que su interés primordial es seguir haciendo medicina “a la antigua”, lo que implica conversar con el paciente afectuosamente, conocerlo, examinarlo bien, explicarle qué es lo que tiene y motivarlo a que se trate.

- Doctor, disertó en el primer EDUCARDIO 2016… Cuéntenos sobre su exposición…

Fue muy grato venir a esta charla donde hablé sobre actualizaciones en el uso de los betabloqueadores, específicamente en hipertensión arterial, de manera que traté de hacer un resumen de la descripción de los más frecuentes, sus efectos clínicos y cuales tenían algunas ventajas respecto de otros.

El público estuvo muy interesado y después de la conferencia hubo preguntas con relación a la utilización clínica de estos, aclaraciones y eso significa que se interesaron en querer aclarar sus dudas.

- Lleva toda una vida dedicada a la medicina… ¿Podría hablarnos brevemente sobre ello?

Me titulé hace 54 años, hice medicina interna durante ocho años, después me especialicé en cardiología y estuve 46 años en la Universidad de Chile, muy involucrado con la docencia de pre y postgrado.

Le tengo mucho cariño a la universidad y a la docencia, también por supuesto todo ese tiempo estuve viendo pacientes, pero al estilo antiguo.

- ¿Cómo era ese estilo antiguo al que se refiere?

Cuando había poca tecnología, lo más importante y el único medio que había era conversar con el paciente, interrogarlo afectuosamente con respecto de su síntoma y después hacer un examen físico bien acucioso, ya que no había escáneres ni ecocardiograma. Ese proceso acercaba mucho al paciente hacia el médico y éste hacía el diagnóstico y le daba su mejor tratamiento.

Hoy las cosas cambiaron. Llegó la tecnología y una cosa que para mí es muy triste: la restricción del tiempo que los doctores destinan al trato directo con el paciente. Ese tiempo que antes era de 30 a 40 minutos, en este momento en muchos lugares, especialmente de medicina pública, está restringido a 15 o incluso a 10 minutos, lo que impide el buen contacto con el paciente, este no llega a contar lo que le pasa y el médico no alcanza a hacer educación.

Muchas veces la solución no es dar una buena receta de un buen medicamento, sino explicarle al paciente lo que le pasa.

- ¿Y usted actualmente hace consultorio “a la antigua”, doctor?

Sí. En las tardes veo enfermos con el mismo sistema antiguo, pues conseguí que me dieran 30 minutos para estar con mis pacientes -de lo contrario no seguía-  así que tengo ese tiempo y con ello puedo hacer mi medicina, la de siempre, conversar con el paciente, saber cosas de él, examinarlo bien, explicarle qué es lo que tiene y motivarlo para que se trate.

Durante las mañanas, trabajo en Telemedicina de la Clínica Arauco Salud, que es un sistema de informe de electrocardiograma tomados de forma remota en todo el país.

- Teniendo en cuenta su experiencia… ¿A qué cree se debe la reducción de ese tiempo en la atención? 

Hay algo que no puedo dejar de comentar. Cuando yo estudié medicina, había tres universidades en Chile y la educación era gratuita.

Yo ni mi generación no pagamos nada para recibirnos de médico y tácitamente adquirimos un compromiso con el país, y era que debíamos retribuir esa gratuidad trabajando en hospitales públicos. Nadie concebía que un médico se titulara y se fuera al área privada.

Eso terminó cuando las universidades empezaron a ser pagadas y la persona interesada estudió consiguiendo créditos acompañado del sufrimiento de su familia y el stress que acarrea el financiamiento de una deuda, se metió la cuestión económica y es así que hoy día el médico no se considera en general con el compromiso con el país.

Ese es un quiebre grande. Las generaciones antiguas tenían un compromiso muy fuerte con lo público, las actuales no, porque estamos en un mundo de libre mercado y eso cambió.

Yo diría que ese es uno de los motivos más importantes que también se traslada a otros países de la región.

- ¿Y en cuanto a la formación, propiamente?

La tecnología empezó a comerse el tiempo de relación y afecto entre el estudiante y el paciente, y espero que no hasta el respeto por el paciente.

Hoy es mucho pedir exámenes, analizarlos y a la señora Rosita preguntarle en qué trabaja, dónde vive, cuántos hijos tiene, cómo cocina, cosas de su vida, para eso ya no hay tiempo.

Es una pena porque el paciente adquiere mucho más fe, incluso en cumplir un tratamiento, cuando siente que su doctor lo conoce y se siente seguro de que le recetó el mejor remedio para su problema, no que un paciente lleve en un papel las diez cosas que le aquejan y alcance a contar dos nada más, y entonces el doctor no puede saber todo lo que le pasa.

Cuando hay buenos estudiantes que se acercan a los pacientes, estos están más agradecidos con ellos que con el médico tratante, porque les dedican más tiempo y la gente quiere eso, que se preocupen de ellos.

- Por último… ¿Alguna anécdota que le haya marcado en estos años en la medicina?

Hay una historia de una paciente de 36 años, analfabeta, madre soltera de cuatro hijos, que se ganaba la vida lavando ropas y se le detectó una estenosis de la válvula mitral, lo que le daba tanta falta de aire que casi no podía lavar las ropas sin sentir una sensación de ahogamiento.

Le dije que debía operarse del corazón y que tenían que abrirle esa válvula porque si no sus expectativas de vida eran cortas. Se quedó un momento en silencio y luego me preguntó dónde y quién la operaría, y le dije que no era allí donde la había atendido, pero que iría a otro hospital con un cirujano cardiaco. De ahí en más, se desapareció durante tres meses.

Al cabo de ese tiempo apareció y me dijo que se operaría. Entonces le pregunté por qué tanta seguridad y luego de mirar un rato para el suelo, me dijo que le daba mucha vergüenza, pero que ella durante esos tres meses, todos los domingos, había ido al hospital donde la operarían, a la sala en la que estaban las enfermas que intervino el doctor que yo le indiqué y vio que en ese tiempo éste operó a 18 señoras que tenían lo mismo que ella, todas sobrevivieron y se les pasó las molestias; menos una que ya estaba muy enfermita. Me quedé gratamente sorprendido.

Dejó a los hijos encargados a una vecina, fue, se operó, quedó estupenda y después me iba a ver al policlínico y yo llamaba a los becados y les decía que aprendieran de la señora Enriqueta, quien hizo un estudio científico por su cuenta de sobrevida de la operación y cuando vio que no se iba a morir, se dejó intervenir.

Siempre traigo esto como ejemplo y se los decía a los alumnos para que nunca miren en menos a alguien humilde o analfabeto, porque detrás de eso hay gente muy linda y así uno aprende a querer a los enfermos.

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

I Congreso internacional RIADIS

20 Enero 2022

Aprendizaje y servicio en actividad física y el deporte para la inclusión social.

...

Destacado Galería Multimedia

Congreso interamericano de prevención cardiovascular

20 Noviembre 2020

El encuentro virtual organizado por las Sociedades Interamericana de Cardiología (SIAC) y Ecuatoriana de Cardiología Núcleo Pichincha ...

III Curso de cirugía endoscópica

22 Septiembre 2020

El Departamento de Cirugía Endoscópica de la Sociedad de Cirujanos está organizando su tercer curso internacional de la especialidad, ...