SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/entrevistas/la-idea-es-proyectarnos-para-disminuir-esta-enfermedad.html
31 Octubre 2016

Dr. Marcos Girala Salomón:

“La idea es proyectarnos para disminuir esta enfermedad”

El hepatólogo del Departamento de Gastroenterología y Endoscopía Digestiva de Clínicas disertó recientemente sobre el “Hígado Graso no Alcohólico”, donde fue analizando su epidemiología y opciones terapéuticas que existen en torno a esta enfermedad.

Marcos Girala Salomón egresado de la Universidad Nacional de Asunción, médico especialista en el Departamento de Gastroenterología y Endoscopía Digestiva del Hospital de Clínicas donde se desempeña como Profesor Adjunto en la 1ra cátedra de Clínica Médica. El doctor Girala realizó su formación en la Universidad de Navarra, Pamplona, España y en la actualidad se destaca principalmente en tratamientos de enfermedades hepáticas.

Durante la jornada de Actualización en Medicina Familiar, expuso sobre hígado graso no alcohólico, aquel no vinculante con los excesos del alcohol. La enfermedad hepática por hígado graso no alcohólico es consecuencia de múltiples factores de riesgo como sobrepeso, obesidad central, dislipidemia, resistencia a la insulina y Diabetes Mellitus tipo 2; todos ellos asociados conceptualmente con el síndrome metabólico. Este podría provocar complicaciones tanto hepáticas como cardiovasculares. Identificar esta enfermedad es de crucial importancia dado que la presencia solo de grasa hepática, puede progresar con inflamación, fibrosis, cirrosis y sus complicaciones. El especialista habló con SAVALnet al respecto.

- Doctor, ¿a qué se debe el crecimiento de esta afección?

En realidad es el componente hepático de una situación cada día más frecuente vinculada al sedentarismo, al estilo de vida actual. El efecto de las calorías de los hidratos de carbono, de la grasa, hace que todos estemos con sobrepeso, con problemas con el azúcar, con el colesterol. Además de la propensión a la diabetes, la hipertensión arterial y otros. Nosotros a esa situación hoy en día la llamamos síndrome metabólico y como parte está el hígado graso. Esto es una manifestación hepática, una enfermedad no desvinculada del resto del organismo, una situación por la que pasa el hígado dentro de un contexto general y la dificultad está ahí, no tenemos forma de arreglar este problema por culpa de la mala alimentación, malas costumbres y el no hacer deporte.

- La enfermedad del hígado graso, ¿tiene un fuerte componente genético?

La esteatosis hepática y la fibrosis hepática son rasgos hereditarios que tienen importantes implicaciones. Tiene que ver la genética, por ejemplo, el paciente puede tener sobrepeso u obesidad, y no tener el colesterol alto, por ejemplo, y viceversa. Vemos gente delgada que tiene hipercolesterolemia, así como gente que hace ejercicio y a pesar de eso poseer colesterol alto también. Tiene que ver y mucho con la genética, porque uno para tener el azúcar alto o tener diabetes, o para tener presión alta uno tiene un componente hereditario entonces no es puramente el estilo de vida. Existe un porcentaje de genética y otro de estilo de vida. Lo que pasa es que el estilo de vida está muy mal en muchísima gente hoy en día, por esta razón es que aumentó la cantidad de individuos fuera de los parámetros que se consideran saludables al peso y con el mismo peso todo lo que viene detrás.

- Esto se debe al sedentarismo…

Es cierto que por ahora vino la moda del deporte, pero el asunto es que antes el desempeño cotidiano implicaba mucha movilidad-es como una especulación mía- pero antes la gente iba caminando al trabajo, subía las escaleras, se bajaba a abrir el portón, se usaba menos el coche; uno hasta jugaba con sus hijos juegos que demandaban cierta movilidad física y hoy todo está “formatizado”. Los juegos y el entretenimiento están también muy vinculados al sedentarismo y es esto lo que hace -tanto en adultos como en niños- que la enfermedad más frecuente sea el hígado graso.

- ¿Existen investigaciones actuales en nuestro país sobre esta enfermedad?

Nosotros en relación al hígado graso actualmente no contamos con investigaciones. En realidad  en nuestro país tenemos una deuda pendiente con otra cosa básica que deberíamos conocer mejor; que no sabemos. Es sobre nuestra situación, por ejemplo, a la prevalencia de las hepatitis virales y este sí que es un tema pendiente que hablamos mucho pero hemos hecho poco hasta ahora. Hablamos con distintos grupos, mucha gente interesada, pero no empezamos todavía en tomar una gran muestra de la población paraguaya y ver cómo estamos respecto a la hepatitis B y hepatitis C. 

- Entonces, no contamos con estas cifras…

No tenemos, o sea tenemos cifras que no son muy fidedignas. Los datos que poseemos son de donantes de sangre. Sabemos que cuando una persona va a donar sangre ella pasa por varias barreras, son gente más sana de lo habitual, se realiza un cuestionario y tiene que tener una serie de costumbres y de situaciones saludables para que sea candidata. Entonces lo que pasa es que al tomar una muestra de ellas no es el mejor reflejo de la población, porque son una selección más sana de lo habitual. Deberíamos salir a la calle a tomar esas muestras por decirlo así, deberíamos tomar una muestra más realista de la población y saber cuál es nuestra situación. La práctica diaria nos muestra una incidencia muy baja de hepatitis C. Esto es realmente llamativo porque no es así ni en Argentina ni en el Brasil, países limítrofes que tienen mucho más hepatitis C que nosotros en la práctica cotidiana. No sabemos si eso pasa por algún error en nuestra forma de detectar la enfermedad o si es que realmente nuestra población tiene menos hepatitis C y la forma de mostrar eso es estudiar a la población, estadísticas. Determinar qué número de personas tenemos que examinar para que realmente refleje la realidad. Como una votación presidencial, la muestra tiene que ser proporcional al universo para que podamos sacar una conclusión realmente útil. 

- Finalmente, algún mensaje que quiera dejarnos…

La idea es proyectarnos para disminuir esta enfermedad, pero eso sí que es un trabajo en conjunto que no corresponde a la especialidad exclusivamente, corresponde a los médicos de  medicina general y a los padres en los hogares, instaurando una cultura no tan vinculada a la comida, reunirse alguna vez pero no para comer. Cosa que es difícil en nuestra sociedad  y hacer ejercicios juntos, sacarle a los chicos la computadora, algo que los hepatólogos no llegamos a eso, pero sí los médicos generales, los padres, los profesores, la cantina del colegio, la dieta que se hace en la casa, con el tiempo tiene que ir implementándose e ir mejorando en forma global.

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

XXVIII Congreso interamericano de cardiología

09 Junio 2021

En este congreso hemos apostado todo y está representado por cada consejo de las especialidades cardiovasculares en diferentes mesas cie...

Destacado Galería Multimedia

Congreso interamericano de prevención cardiovascular

20 Noviembre 2020

El encuentro virtual organizado por las Sociedades Interamericana de Cardiología (SIAC) y Ecuatoriana de Cardiología Núcleo Pichincha ...

III Curso de cirugía endoscópica

22 Septiembre 2020

El Departamento de Cirugía Endoscópica de la Sociedad de Cirujanos está organizando su tercer curso internacional de la especialidad, ...