SAVALnet PY

https://www.savalnet.com.py/mundo-medico/entrevistas/el-internista-es-un-habil-y-criterioso-observador.html
14 Marzo 2022

Dr. Fernando Usher:

“El internista es un hábil y criterioso observador”

La situación emocional del paciente, las creencias sobre su enfermedad, expectativas de tratamiento, condición socioeconómica y las relaciones con su entorno son aspectos claves para la especialidad.

Un médico internista tiene la tarea de contemplar distintas esferas del paciente. Más allá de la enfermedad que lo afecte, debe tratarlo en un contexto holístico, comenta el doctor Fernando Usher, médico de guardia de la Unidad de Terapia Intensiva Adultos del Hospital Regional San Juan Bautista Misiones.

De acuerdo con el profesional formado en la Universidad Nacional de Itapúa, esta especialidad postula un manejo integral de la persona, no así de la sola condición que lo aqueja. “El enfermo acerca al consultorio su padecimiento, al que podemos darle un diagnóstico y terapia empleando las habilidades del interrogatorio, examen físico y la valoración de los métodos auxiliares de evaluación disponibles. Al hablar del enfoque holístico, consideramos aspectos como su situación emocional, experiencias o creencias previas acerca de su trastorno, expectativas de tratamiento, condición socioeconómica y relaciones con su entorno inmediato”.

Reconoce que se inclinó por este campo porque aborda la problemática de salud del paciente adulto implicándose en sus fundamentos fisiopatológicos. “Demanda un esfuerzo intelectual para la configuración de complejos sindromáticos para la formulación de las probables etiologías y de esa manera proponer tratamientos adecuados, siempre al lado de la cama del enfermo, atendiendo sus inquietudes y expectativas”, explica el especialista, quien también se desempeña en urgencias y sala de internados en el recinto asistencial, además de ejercer en la consulta privada.

“Tengo la fortuna de atender pacientes de diverso grado de complejidad, situación que deja exponer las dificultades en el tamizaje, abordaje, tratamiento y seguimiento adecuado de las enfermedades crónicas no transmisibles, neoplasias y la problemática de los accidentes de tránsito”.

- ¿Cómo define al internista actual?

El internista es un hábil y criterioso observador, decide y actúa a la luz de las evidencias. Se involucra con el problema de salud del paciente considerando todos sus matices, bemoles y desenlaces posibles. Acompaña en el proceso de diagnóstico y tratamiento, aunando esfuerzos con otros especialistas según la complejidad de la situación. 

- ¿Qué rol que debe cumplir en la salud pública?

Considerando que los recursos humanos y materiales en nuestro país son limitados, el buen internista se sabe parte de un equipo multidisciplinario que mancomunando esfuerzos soluciona problemas de salud complejos, utiliza con criterio los métodos auxiliares de diagnóstico y no descuida la labor de educación y promoción como estrategia de prevención primaria de las enfermedades más prevalentes de su comunidad. 

- Doctor, usted es un médico joven. ¿Cuáles son las fortalezas y desafíos de las nuevas generaciones de internistas que se están formando en Paraguay? 

Apuntar a una atención de calidad, capacitarse permanentemente y mejorar cada año la versión personal y profesional. En el ámbito de la salud pública reconocernos como servidores y colaborar con nuestro trabajo a mejorar las condiciones de vida de nuestros conciudadanos. Tenemos la brillante oportunidad de instituir nuevos paradigmas para ejercer la profesión, aferrándonos a los valores que guiaron la conducta de nuestros maestros, actualizados a las necesidades y expectativas de estos nuevos tiempos.  

- El abordaje de enfermedades agudas y crónicas del adulto son parte fundamental del quehacer del internista. ¿Cuáles son las patologías más prevalentes en el Departamento de Misiones?

Considerando aspectos sociodemográficos la hipertensión arterial, diabetes mellitus y obesidad son los flagelos más prevalentes y desafiantes, para los cuales se han implementado políticas de salud pública en los tres niveles de prevención. Factores como la dieta tradicional rica en hidratos de carbono, el sedentarismo, la falta de espacios físicos de esparcimiento en algunos distritos y la alta prevalencia de obesidad infantil, son determinantes para que esta situación se perpetúe. Es por ello que las enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y las complicaciones derivadas de trastornos metabólicos tienen alto impacto como causa de muerte y discapacidad.

- ¿Qué dicen las cifras?

Estadísticas del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social revelan una prevalencia de 46,8% de hipertensión arterial, 9,7% para diabetes mellitus y un alto número de casos de obesidad en sus distintos grados. Todos estos números podrían estar sujetos a discusión por subestimaciones puesto que, a pesar de la tesonera e incansable labor en los programas de control de enfermedades crónicas no transmisibles, muchos pacientes desconocen su condición por no acudir oportunamente a los servicios de salud. Estrategias de promoción y prevención de salud, tamizaje, diagnóstico y tratamiento están consolidados en Paraguay a través del Programa Nacional de Control Cardiovascular y Programa Nacional de Diabetes, estamentos que son baluartes en la lucha por disminuir la morbimortalidad por síndrome metabólico. 

- ¿Cuáles son los principales retos que ha enfrentado durante esta pandemia?

En primer lugar, hablando específicamente de la enfermedad producida por SARS-CoV-2, su polimorfismo en la presentación clínica y las dificultades iniciales para establecer predictores clínicos, imagenológicos y laboratoriales de gravedad, junto con la alta demanda de atención. Fuera del hospital, aprender a convivir con este mal en el ámbito familiar y social, reorganizar tiempo para continuar mis estudios y capacitaciones y fortalecer hábitos saludables de alimentación y ejercicio.

- ¿Qué es lo más reconfortante de su profesión?

La posibilidad de intervenir positivamente en la vida de una persona y de una familia. Es una linda responsabilidad ser agente promotor y cuidador de la salud. Abrazar esta especialidad implica actualización constante y renovar el compromiso de una buena práctica médica. La motivación radica en la voluntad diaria de mejorar, desde mi labor, las condiciones de vida de mis pacientes, contribuir al crecimiento y desarrollo de mi comunidad. 

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

I Congreso internacional RIADIS

20 Enero 2022

Aprendizaje y servicio en actividad física y el deporte para la inclusión social.

...

Destacado Galería Multimedia

Congreso interamericano de prevención cardiovascular

20 Noviembre 2020

El encuentro virtual organizado por las Sociedades Interamericana de Cardiología (SIAC) y Ecuatoriana de Cardiología Núcleo Pichincha ...

III Curso de cirugía endoscópica

22 Septiembre 2020

El Departamento de Cirugía Endoscópica de la Sociedad de Cirujanos está organizando su tercer curso internacional de la especialidad, ...